Última hora
This content is not available in your region

Los líderes europeos mantienen sus diferencias en la cumbre sobre Fondo de Recuperación

euronews_icons_loading
Los líderes europeos mantienen sus diferencias en la cumbre sobre Fondo de Recuperación
Derechos de autor  Francisco Seco/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El maratón de negociaciones de Bruselas continúa sin que haya noticias sobre eventuales avances.

Los jefes de Estado y de Gobierno tratan de alcanzar un acuerdo sobre el Plan de Recuperación destinado a reactivar la economía europea tras la crisis dejada por la pandemia.

Se han reunido en sesión plenaria, han celebrado bilaterales y también reuniones en grupos más o menos numerosos. Pero las diferencias persisten.

Sobre la mesa hay un plan de 750.000 millones de euros. Y buena parte del debate se centra en qué porcentaje se entregará en forma de subsidios y qué porcentaje en forma de créditos.

Todos las miradas están pendientes de los cuatro países frugales: Dinamarca, Suecia, Austria y Países Bajos. Son ellos quienes quieren reducir las ayudas a fondo perdido. Pero no es su única exigencia. También quieren controlar como se gastan las ayudas, mediante un sistema de veto, y condicionar las ayudas a la introducción de reformas estructurales.

"Si los países del sur necesitan ayuda de los otros países para hacer frente a la crisis, entiendo que debido a que tienen una capacidad limitada para hacerlo por si mismos, me parece razonable que pidamos un compromiso claro sobre las reformas", ha dicho el primer ministro holandés Mark Rutte.

España y los países del sur rechazan todas estas propuestas y defiende mantener la cantidad de dinero destinada a los subsidios. Pero a su llegada a la cumbre, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se ha mostrado conciliador. "España participa en esta cumbre con la intención de llegar a un acuerdo. Defenderemos los intereses nacionales", por ejemplo "en el sector agrícola, y también en la forma en que entendemos la gobernanza del Fondo de Recuperación", ha dicho Sánchez.

Otra cuestión que amenaza el acuerdo es la idea de vincular los fondos del presupuesto europeo al respeto del Estado de Derecho. Y en este caso, es Hungría quien se opone.

Pero todos saben que se necesita un acuerdo. “Lo que está en juego son los principios de la unidad europea y de la solidaridad europea", ha explicado Kyriakos Mitsotakis, el primer ministro griego. "No debemos perder de vista la situación global. Nos enfrentamos a la mayor depresión económica desde la Segunda Guerra Mundial. Tal vez serán necesarios algunos compromisos, pero debemos estar seguros de la solución final es ambiciosa, porque nuestros ciudadanos no esperan menos de nosotros".

Los líderes europeos también deben ponerse de acuerdo sobre el presupuesto comunitario a largo plazo. Y en este ámbito, el monto total también crea tensiones.

"Debo decir que las diferencias siguen siendo muy, muy grandes", ha dicho la canciller alemana, Angela Merkel, al inicio del encuentro. "Espero unas negociaciones muy difíciles".

Los servicios de limpieza preparan de nuevo la sala de reuniones, porque las negociaciones seguirán a lo largo del sábado.