Última hora
This content is not available in your region

Santa Sofía vuelve a ser mezquita y celebra su primer rezo del viernes

euronews_icons_loading
Santa Sofía vuelve a ser mezquita y celebra su primer rezo del viernes
Derechos de autor  Yasin Akgul/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Por primera vez en casi un siglo, la emblemática mezquita de Santa Sofía, en Estambul, fue escenario de la oración del viernes de miles de musulmanes. A principios de este mes, el templo era reconvertido en mezquita después de que un tribunal dictaminara que su uso como museo durante los últimos 86 años era ilegal.

Cerca de 1000 personas tuvieron acceso al interior de Santa Sofía para el rezo, mientras otros muchos hacían lo propio desde el exterior. Para muchos de los presentes, un momento histórico:

"Hablaremos de esto a nuestros nietos", decía Gulan, ciudadana de Estambul. "A todos. Es un gran paso adelante, muy importante para nosotros y para el mundo. Me he levantado a las seis de la mañana para venir aquí y estoy muy contenta de estar viviendo esto. Los turcos estamos teniendo éxito en todo y en esto también lo tendremos."

"Ha sido un día de gran júbilo", decía por su parte Adem. "Es algo que no se puede describir, sólo se puede experimentar, y nosotros lo hemos experimentado, hemos hecho historia. Ojalá hubiera podido traer a mis hijos aquí, pero no ha podido ser dada la situación actual. Santa Sofía se ha convertido en un lugar donde todos los corazones laten a la vez."

Un lugar con mucha historia

El propio Recep Tayyip Erdogan participó del rezo con la lectura de algunos fragmentos del corán. El pasado 10 de julio, el presidente era el encargado de poner este momento en marcha tras firmar un decreto para convertir de nuevo el museo en mezquita. El templo, eso sí seguirá abriendo sus puertas a los turistas, aunque respetando siempre una serie de normas de vestimenta y respeto.

"Santa Sofía ha vuelto a su esencia", decía Erdogan a la prensa. "Era una mezquita y es una mezquita de nuevo. Si Dios quiere, continuará sirviendo a todos los fieles como una mezquita. Además, será un legado cultural para toda la humanidad y un lugar donde la gente de todas las creencias pueda venir y visitar".

Durante su uso como mezquita los símbolos e iconos cristianos ortodoxos serán tapados con cortinas blancas, lo cual ha generado no pocas quejas, entre ellas las de la Unesco, que lamenta la rapidez con que se ha llevado a cabo el proceso y el peligro que eso supone para un espacio con tanto valor arqueológico e histórico.

Santa Sofía, Patrimonio Mundial de la Unesco y obra maestra del arte bizantino fue construida en el siglo VI por orden del emperador romano Justiniano I. En 1453, tras la caída de Constantinopla a manos de los otomanos, fue convertida en mezquita, pero en 1934 Mustafa Kemal Ataturksecularizó el lugar para transformarlo en museo y símbolo de convivencia entre religiones. Una historia milenaria que ahora escribe un nuevo y polémico capítulo.