Última hora
This content is not available in your region

El largo y costoso camino para la reconversión de la minería polaca

euronews_icons_loading
El largo y costoso camino para la reconversión de la minería polaca
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La transición de combustibles fósiles a fuentes de energía más limpias es uno de los principales objetivos del Acuerdo Verde Europeo. Sin embargo, la UE ha recortado algunos de los fondos del plan de recuperación destinados a ayudar a regiones como Silesia, en Polonia, gran productora de carbón.

Los trabajadores saben que su producción ha de eliminarse, pero los sindicatos advierten que llevará por lo menos 15 años y se necesitarán muchas ayudas para evitar la pobreza y la exclusión social.

"Acabar con la minería en Polonia significa acabar con Silesia, y lo digo a ciencia cierta. Esto significa que solo en la industria minera se destruirán diez mil empleos. Porque no olvidemos que un empleo en la minería genera a su vez en torno a él, de 4 a 6 puestos de trabajo en Silesia", afirma Rafał Jedwabny, vicepresidente del Sindicato "Sierpień '80.

La transición requiere recursos

Polonia es el segundo productor de carbón de la Unión Europea, detrás de Alemania, pero pierde terreno frente a sus competidores rusos. Las autoridades locales afirman que la población sabe que la transición debe hacerse pero necesitará formación para generar nuevas oportunidades.

Michał Pierończyk, Teniente de Alcalde de la ciudad de Ruda Śląska, al sur del país, se siente optimista. "Espero que nos lleguen estos miles de millones de euros y podamos gastarlos bien. Tengo la impresión de que los habitantes comprenden que tenemos que cuidar la ecología, que queremos respirar aire limpio, y no queremos bajar a la tierra a por carbón".

Para ayudar a esas comunidades, la Comisión Europea propuso un Fondo de Transición Justa de 40.000 millones de euros en el plan de recuperación, pero el Consejo Europeo solo ha asignado 17.500 millones de euros.

El Parlamento Europeo negociará para aumentar esa partida de dinero e insta a los gobiernos nacionales a utilizar otros fondos de la UE para la transición.

"Europa tiene que invertir su dinero según sus prioridades y si la descabornización es tan importante, entonces todos los recursos deben dirigirse a ello, a través de un instrumento de política europea, o mediante dinero individual destinado a cada Estado miembro como los fondos de cohesión o la política agraria ecológica , señala el eurodiputado portugués Pedro Marques, del grupo político S&D.

Fondos a cambio de compromisos

Todos los Estados miembros recibirán una parte, pero los grandes beneficiarios serán los páises del Este como Polonia, Rumanía y la República Checa. Por su parte, Alemania, Francia e Italia también recirbirán cuantiosas partidas.

Sin embargo, Polonia aún no ha aprobado el objetivo de toda la Unión Europea de lograr la neutralidad de carbono para 2050, por lo que los ecologistas mantienen la presión.

De acuerdo con Sebastian Mang, asesor de política climática en Greenpeace, "las industrias contaminantes no deberían recibir más dinero. Los gobiernos de la UE ya habían acordado en 2009 eliminar gradualmente los subsidios a los combustibles fósiles, pero los gobiernos de la UE siguen dándoles dinero".

El plan de recuperación señala que el 30% de todos los gastos debería destinarse a medidas que combatan el cambio climático y su impacto social y económico.