Última hora
This content is not available in your region

La crisis del coronavirus ha hecho temblar los cimientos de las economías europeas

euronews_icons_loading
El turismo es uno de los sectores que más sufre la crisis del coronavirus
El turismo es uno de los sectores que más sufre la crisis del coronavirus   -   Derechos de autor  Francisco Seco/AP
Tamaño de texto Aa Aa

La crisis del coronavirus ha hecho temblar los cimientos de las economías europeas.

Alemania, la gran locomotora de la eurozona, ha firmado una contracción del 10,1% de su Producto Interior Bruto (PIB), en el segundo trimestre.

Las imágenes de los aeropuertos vacíos están dinamitado sectores capitales para muchos países, como es el turismo en el caso de España. Frente a las restricciones, muchos europeos han optado por las autocaravanas para sus vacaciones. Un sector en franca expansión con dos millones de vehículos circulando por las carreteras del Viejo Continente.

"La gente está tomando alternativas de modelos de viajes y modelos de vacaciones y, por supuesto, yo creo que este sector se va a ver un poquito reforzado en cuanto a que el número, el target de clientes, el modelo de clientes va a aumentar", explica el gerente de Caravanas Holiday, Julio Barrenengoa.

La agricultura y la ganadería han sufrido el cierre de los restaurantes durante meses.

Un golpe durísimo para la elaboración de mozarella, una industria multimillonaria en el sur de Italia, cuyos ingresos por exportaciones han caído un 25% mientras que el desplome de la producción ha alcanzado el 20%.

"La crisis se ha notado en tanto que las actividades comerciales han estado paralizadas. Con la reapertura de las actividades comerciales, a día de hoy, se nota una recuperación, vemos que hay una luz al final de este túnel", señala el agrónomo italiano, Giuseppe MIselli, de la Confederación Nacional de Productores Directos (Coldiretti).

Mientras el virus siga propagándose, la economía depende directamente del levantamiento de las restricciones.

Otro confinamiento podría podría ser fatal