Última hora
This content is not available in your region

Bielorrusia podría celebrar nuevas elecciones presidenciales

euronews_icons_loading
Bielorrusia podría celebrar nuevas elecciones presidenciales
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Bielorrusia podría celebrar nuevas elecciones presidenciales. Es lo que afirma Alexandr Lukashenko, quien pone como condición que, antes, se apruebe una versión enmendada de la constitución bielorrusa. Algunas voces críticas consideran que se trata de un aparente intento de ganar tiempo en medio de la creciente crisis política que atraviesa el país. Desde los pasados comicios, que tuvieron lugar el 9 de agosto, los opositores protestan por un resultado que califican de amañado y crecen las huelgas.

"Necesitamos aprobar una nueva Constitución como la gente desea para que ni siquiera la oposición se oponga. Es necesario aprobarla en un referéndum porque nuestra anterior Constitución fue aprobada en un referéndum. Y, sobre la base de la nueva Constitución y si los ciudadanos lo desean, celebraremos nuevas elecciones al Parlamento, a la Presidencia y a los Órganos de Gobierno local", señalaba Alexandr Lukashenko, presidente de Bielorrusia, ante un ciudadano tras su visita a una fábrica de tractores en Minsk.

Entretanto, la Unión Europea ha mostrado su respaldo a los manifestantes tras los comicios en Bielorrusia. Las autoridades comunitarias auguran sanciones por el uso de violencia por parte del régimen de Alexandr Lukashenko.

"Las autoridades deben abstenerse de seguir utilizando la violencia contra quienes se manifiestan de forma pacífica. Además, los prisioneros políticos deben ser liberados inmediatamente y sin condiciones. Para superar esta crisis es necesario un diálogo nacional entre el Gobierno, la oposición y la sociedad", afirma Steffen Seibert, portavoz de la Canciller alemana Angela Merkel.

Los manifestantes denuncian la brutal represión que ha ejercido la Policía en las protestas. Al menos 7 000 ciudadanos han sido detenidos y muchos se quejan de haber sido golpeados sin piedad.