Última hora
This content is not available in your region

Alarma en los estados vecinos de Mali

euronews_icons_loading
Los militares golpistas desoyen los llamamientos de los países vecinos
Los militares golpistas desoyen los llamamientos de los países vecinos   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Los líderes de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental calificaron la situación , de "grave".

Tres días después del golpe de Estado el derrocado presidente Ibrahim Boubacar Keïta, sigue detenido en manos de los militares golpistas.

El presidente de Níger Mahamadu Issoufu, aseguró que"Esta situación muestra el camino que queda por recorrer para el establecimiento de instituciones democráticas fuertes en el Sahel".

El presidente de Níger, vecino de Mali, recordó que en 2012 un golpe de Estado en Bamako _"había permitido a organizaciones terroristas y criminales ocupar dos tercios del territorio maliense du_rante varias semanas".

Pidió a sus pares que "examinen las distintas medidas (...) con miras a un rápido retorno al orden constitucional".

La CEDEAO ya ha condenado el golpe de Estado que derrocó al presidente Keïta el martes y suspendió a Mali de sus filas, como la Unión Africana.

El presidente Keïta, elegido en 2013 y reelegido en 2018 durante cinco años, había enfrentado durante meses un desafío sin precedentes desde el golpe de Estado de 2012.

Fue detenido por soldados de los golpistas con su primer ministro Boubou Cissé y otros funcionarios civiles y militares.

IBK se vio obligado a anunciar su renuncia y la disolución de la Asamblea Nacional y el gobierno en la noche del martes al miércoles.

Los soldados, en su mayoría oficiales de alto rango, anunciaron a raíz de que el país ahora estaba encabezado por un Comité Nacional para la Salvación del Pueblo , encabezado por un coronel, Assimi Goïta, y prometieron organizar elecciones dentro de un "tiempo razonable".

Issoufou declaró "Recordamos a los militares su responsabilidad por la seguridad y protección del presidente Ibrahim Boubacar Keita y los funcionarios arrestados. Pedimos el restablecimiento del presidente Ibrahim Boubacar Keita como presidente de la República de conformidad con las disposiciones constitucionales de su país".

En su encuentro con Angela Merkel, el presidente francés Emmanuel Macron reclamó a los golpista de Mali que garantizaran la seguridad del presiente, primer ministro y altos cargos aún detenidos. Macrón pidió un rápido retorno al orden constitucional.

La comunidad internacional ha condnado unánimemente el Golpe de Estado.

Los militares golpistas aseguran que respetarán "todos los acuerdos pasados" y que la ONU, las fuerzas francesas y de África Occidental presentes en Malí siguen siendo sus "socios". ".

La junta también indicó que sigue "adherida al proceso de Argel", el acuerdo de paz firmado en 2015 entre Bamako y los grupos armados del norte del país.