Última hora
This content is not available in your region

Ser blanco no es sinónimo de ser europeo, critica la comisaria Johansson

euronews_icons_loading
Le Vif newsroom
Le Vif newsroom   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La portada del semanario Le Vif ha levantado mucha polvareda en Bélgica. En ella se puede ver a una serie de personajes concidos, como el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, con el rostro pintado de negro.

El objetivo era denunciar la ausencia de afro-descendientes en los puestos de responsabilidad, preguntándose: ¿estarían donde están si fueran negros?

La redactora jefe del semanario explica que su intención no era hacer un blackface. "Para nosotros, la intención de un blackface es burlarse, hacer una caricatura, estigmatizar. Y este no era en absoluto nuestro objetivo. No hay ni un ápice de burla, de malicia. Nuestra intención era justo la contraria", explica Anne Sophie Bailly. "Para nosotros era un anti-blackface. Precisamente, queríamos hacer lo opuesto a eso para demostrar exactamente lo contrario. Pero obviamente no hemos logrado nuestra objetivo porque no se ha entendido así".

El término blackface hace referencia al maquillaje que se usa en el teatro para representar a una persona negra. Y más de una personalidad ha tenido que disculparse por haberlo utilizado, como el actual comisario del Interior, Didier Reynders.

Los activistas anti-racismo explican por qué esta portada les ha molestado tanto. "Mucha gente y yo personalmente nos sentimos indignados por esta portada de Le Vif porque es una portada que recurre al blackface. Y el blackface es una herencia muy concreta de la historia colonial y de la historia de la esclavitud, que siempre ha tenido como objetivo la deshumanización de las poblaciones negras y afrodescendientes”, afirma Stéphanie Ngalula.

La idea del artículo nace a raíz del movimiento Black Lifes Matters, la Vida de los Negros Importa. Y denuncia que en Bélgica los afro-descendientes brillan por su ausencia en los puestos de responsabilidad, ya sea en el mundo de la política, de la magristratura o de los medios de comunicación.

Cabe hacer la misma constantación en las instituciones europeas. La Comisión quiere introducir cambios. "Esta portada no es seguramente la forma más correcta de hacer las cosas. Pero creo que el fondo del artículo es realmente importante", comenta Ylva Johansson, comisaria europea de Asuntos Interiores. "Hay un problema porque mucha gente equipara el hecho de ser europeo con ser blanco. Y también tenemos un problema en la Comisión Europea porque somos demasiado blancos. Así que creo que esta es una cuestion importante que debemos plantear, debatir y abordar porque hay que hacer algo al respecto. Necesitamos representar a toda Europa".

La presidenta Ursula von der Leyen ha prometido un plan de acción... para que Europa pueda predicar con el ejemplo.