Última hora
This content is not available in your region

"Venus es un planeta ruso" según el jefe de la agencia espacial Roscosmos

Venus
Venus   -   Derechos de autor  AP/JAXA
Tamaño de texto Aa Aa

La agencia espacial rusa Roscosmos rechaza realizar una misión de exploración a Venus junto con la NASA estadounidense, Rusia tiene la intención de explorar este planeta por su cuenta.

El comunicado de la corporación estatal dice que el programa internacional Venera-D ahora se implementará como un "proyecto nacional independiente sin la amplia participación de empresas extranjeras".

El anuncio llega después de que se hayan detectado gases compatibles con formas de vida en el planeta vecino.

En declaraciones recogidas por la agencia Tass el jefe de Roscosmos Dimitri Rogozin ha dicho que Venus es un planeta ruso.

"Estimamos que Venus es un planeta ruso, por lo que no debemos quedarnos atrás"
Dmitri Rogozin
jefe de Roscosmos

Sin embargo, contradiciendo el comunicado de Roscosmos, Rogozin ha dicho que la misión rusa a Venus irá en paralelo a la exploración conjunta con la NASA. Por el momento no hemos podido confirmar cual de las dos versiones es la definitiva.

Sobre la "propiedad" rusa de Venus, tampoco queda claro si la declaración de Rogozin es un lapsus. El incipiente "Derecho Espacial", regulado por Naciones Unidas, no prevé la propiedad de los objetos estelares.

En su comunicado Roscosmos destaca que las primeras misiones de exploración de Venus fueron llevadas a cabo por la Unión Soviética, "la enorme brecha entre la Unión Soviética y sus competidores en la investigación de Venus contribuyó al hecho de que Estados Unidos llamó a Venus el planeta soviético" y que Rusia ostenta el record del mayor tiempo de señal enviado por una sonda desde el planeta vecino.

Aseguran disponer de un amplio material que sugiere que algunos objetos de la superficie venusiana han cambiado de sitio o podrían estar vivos aunque son hipótesis que están por confirmar.

La misión Venera-D intentará hacer aterrizar un módulo de investigación en la superficie de Venus para recoge muestras de suelo. En principio trabajará en la superficie del planeta durante aproximadamente un día.

En la primavera de 2019, en una entrevista con Interfax, Oleg Korablev, subdirector del Instituto de Investigaciones Espaciales de la Academia de Ciencias de Rusia, señaló que EE. UU. Iba a asignar 300 millones de dólares a esta misión y Rusia, 17 mil millones de rublos. La financiación debía comenzar el año pasado para que el módulo pudiera lanzarse en 2029.

Pero las tensiones entre ambos países se trasladan a sus programas espaciales. Hace una semana, Roscosmos anunció que Estados Unidos se había negado a comprar un asiento en la nave espacial rusa Soyuz para llevar un astronauta a la Estación Espacial Internacional en la primavera de 2021. La NASA señaló que les gustaría enviar a sus especialistas al espacio tanto en la nueva nave espacial tripulada de SpaceX como en las cápsulas rusas como un servicio de trueque.