Última hora
This content is not available in your region

Agricultores mexicanos defienden su agua frente a Estados Unidos

euronews_icons_loading
Agricultores en la localidad de Delicias, Chihuahua, México
Agricultores en la localidad de Delicias, Chihuahua, México   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Se niegan a dar su agua a Estados Unidos. Son agricultores mexicanos de Chihuahua y llevan meses en pie de guerra para impedir que su país entregue a Estados Unidos 378 millones de metros cúbicos de agua, como estipula un viejo acuerdo bilateral.

Los campesinos denuncian que, ceder esa cantidad en un año de gran sequía como este, sería firmar su sentencia de muerte.

"Pues la verdad es que es una impotencia y una desesperación. Nosotros que dependemos totalmente de ese líquido. Y estar nosotros ahorrando para que vengan otros y se lleven nuestros ahorros... pues es una tristeza y una desesperación", dice uno de los agricultores.

"Quienes ya hemos vivido una sequía, sabemos lo que el Gobierno federal nos está causando para el próximo año y probablemente los próximos dos o tres años", añade otra manifestante.

Un acuerdo de 1944 para repartirse el agua entre México y EE.UU.

El acuerdo de la discordia, firmado en 1944, regula cómo Estados Unidos y México deben repartirse el agua de los ríos Bravo y Colorado.

Según el pacto, Estados Unidos se compromete a entregar cada año a México 1850 millones de metros cúbicos de agua del río Colorado. A cambio, México cede a su vecino del norte un tercio de la corriente del Río Bravo, en una única entrega cada cinco años.

El problema es que le quinquenio está a punto de acabar y México quiere sacar el agua que aún debe de la presa de La Boquilla que, según datos oficiales, está a poco más del 30 % de su capacidad.

Enfrentamientos con un muerto. Los agricultores toman la presa de La Boquilla

Eso ha levantado a los campesinos de la zona, que han tomado la presa, enfrentándose para ello con los militares que la custodiaban, en un cuerpo a cuerpo que costó la vida a una mujer.

"No queremos violencia, queremos diálogo -asegura el diputado Mario Mata-. Pero hay dos cosas que no podemos negociar: retiren a la Guardia Nacional y al Ejército de la estructura hidroagrícola de Chihuahua y segundo, cierren las compuestas de Las Virgenes para que no sigan extrayendo agua concesionada".

López Obrador teme represalias de Estados Unidos

El presidente mexicano, López Obrador, responsabiliza a "grupos políticos" de agitar las protestas y alerta de que, si no se entrega la cuota, Estados Unidos podría responder con aranceles comerciales.

La presión aumenta, mientras los campesinos dicen que solo quieren salvar su cosecha.