Última hora
This content is not available in your region

La cólera de las protestas raciales vuelve a estallar en Estados Unidos

euronews_icons_loading
Policías y manifestantes, cara a cara en Louisville, Kentucky
Policías y manifestantes, cara a cara en Louisville, Kentucky   -   Derechos de autor  AP Photo/John Minchillo
Tamaño de texto Aa Aa

La ira se ha vuelto a desatar en Estados Unidos tras la absolución de los policías implicados en la muerte de la joven afroamericana Breonna Taylor.

En Louisville, dos policías fueron tiroteados este miércoles por la noche, justo antes de que entrara en vigor el toque de queda en la ciudad, impuesto para prevenir enfrentamientos y disturbios durante la noche. Los agentes han sido hospitalizados. Un sospechoso han sido detenidos.

Solo cargos menores contra uno de los policías implicados en la muerte de Taylor

La chispa que ha vuelto a encender el polvorín ha sido la decisión del fiscal general de Kentucky, Daniel Cameron, de presentar solo cargos menores contra uno de los tres policías involucrados en la muerte de Taylor. La joven afroamericana, de 26 años, murió alcanzada por varios disparos cuando estaba acostada en su cama.

Según Cameron, los policías, que se presentaron en la casa con una orden de arresto, no violaron la ley porque abrieron fuego en respuesta a los disparos del novio de Taylor. Este, a su vez, dice que lo hizo pensando que eran ladrones. Los agentes dispararon una treintena de balas, algunas de las cuales alcanzaron a Breonna.

El Fiscal General defendió su decisión con voz entrecortada por la emoción. "No ha habido ni un solo día en el este equipo no se haya dormido pensando en este caso", aseguró.

Manifestaciones en Boston, Filadelfia y Nueva York

Los manifestantes han salido a las calles en numerosas ciudades, entre ellas, Boston, Filadelfia y Nueva York, donde cientos de personas se congregaron a los pies de una de las torres del presidente Donald Trump.

Esto sucede en un país sacudido desde hace meses por protestas para exigir justicia racial y el fin de la violencia policial.