Última hora
This content is not available in your region

Alianza de ciudades para pedir a la Unión Europea que regule la actividad de Airbnb

euronews_icons_loading
Alianza de ciudades para  pedir a la Unión Europea que regule la actividad de Airbnb
Derechos de autor  Eric Risberg/ AP
Tamaño de texto Aa Aa

En Amsterdam, los turistas brillan por su ausencia, cómo en tantos otros lugares de Europa. La pandemia ha transformado la ciudad y su alcalde quiere aprovechar para recuperar el control del sector del alquiler turístico.

No es un caso único. Un total de 22 ciudades entre las que también se encuentran Barcelona, París y Berlín, quieren plantar cara al gigante del sector: Airbnb. Y piden ayuda a la Unión Europea.

“La gente se queja mucho porque perturba la vida de sus barrios. Además es un factor que agrava la escasez de viviendas que tenemos en Amsterdam. No queremos pisos o apartamentos residenciales convertidos en hoteles. Los pisos son para vivir no para acoger huéspedes, para eso tenemos hoteles", explica Albert Eefting, director del Programa de Viviendas de Amsterdam.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya ha validado una ley francesa destinada a regular el alquiler turístico. Considera que la lucha contra la escasez de viviendas lo justifica.

Pero está previsto que la Comisión presente una nueva normativa para regular los Servicios Digitales, antes de que finalice el año.

Y en Amsterdam, los ciudadanos también exigen cambios.

“La gente como yo no podemos comprarnos una casa porque son muy caras y los pisos pequeños desaparecen. Estamos fuera del mercado. Tenemos que pujar contra empresas muy grandes que compran para alquilar en Airbnb o alguna forma de alquiler parecida”, explica una mujer.

"He vivido aquí en el centro durante 12 años y la cantidad de horas de tranquilidad en las calles y por la noche ha disminuido", comenta un vecino.

"Si se usa Airbnb como se supone que debe ser, cuando uno se va de vacaciones y pone su casa en alquiler, tiene sentido, no creo que se pueda regular", justifica otra chica.

La Comision Europea estudia la posibilidad de obligar Airbnb a compartir sus datos o a retirar los anuncios que las casas que no tengan licencia turística.