Última hora
This content is not available in your region

Toque de queda en los bares de Londres: "¡Las diez! ¡Todos a casa!"

euronews_icons_loading
Una multitud se dirige al metro de Londres tras el cierre de los bares nocturnos por el toque de queda
Una multitud se dirige al metro de Londres tras el cierre de los bares nocturnos por el toque de queda   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

¡Todos a casa! Así se vivió el viernes por la noche el toque de queda en bares y restaurantes de Oxford Circus, en el centro de Londres. Mientras que el cierre de los locales de ocio es total en otras ciudades, en Londres pueden estar abiertos hasta las diez de la noche, aunque no pueden recibir a grupos de más de seis personas. Un sinsentido para el dueño de uno de esos locales:

"Creo que es ridículo porque, básicamente no va a haber ninguna diferencia. En lugar de cerrar a las 12 de la noche estamos cerrando a las 10. No hay ninguna diferencia. El grupo más grande que tenemos normalmente es de 8 personas, ahora es de 6", explicaba Gianluca Barbagallo.

Los nuevos casos diarios en el Reino Unido han superado recientemente la barrera de los 7.000. Los británicos están divididos sobre el último enfoque del Gobierno:

"Creo que en teoría fue una buena idea, pero ahora es un gran desastre. Los coches de uber tiene un recargo y no puedes entrar en el metro, así que...", comentaba una joven en un bar.

"La gente va a empezar más temprano y a terminar a las diez, y ahí es donde habrá todo el jaleo en la calle y eso", añadía otro joven.

"Creo que necesitamos alguna estructura. Comparado con otros países, en Inglaterra esto es un poco desordenado y lento, para ser honesta", se quejaba una tercera persona.

A pesar de la lluvia, las zonas de marcha de Londres seguían bien vivas por la noche, aunque las restricciones eran ampliamente respetadas.

Las nuevas restricciones: el toque de queda y la regla de los seis han sido diseñadas para controlar la propagación del virus, pero ¿lo harán? Algunos expertos científicos y el alcalde de Londres creen que no están funcionando:

"El Gobierno se ha equivocado. El riesgo es que seguiremos viendo este aumento de casos. Va a ser un invierno horrible", augura el virólogo Gary Mclean.

"Estamos viendo demasiada gente a las diez en punto saliendo de los bares y restaurantes", explica el alcalde de Londres Sadiq Khan. "Es muy importante que el Gobierno tenga la humildad de darse cuenta de que si las cosas no parecen funcionar, hay que revisarlas y cambiar el enfoque".

El toque de queda ha convertido a las diez de la noche en una nueva hora punta para el metro de Londres, registrando esas aglomeraciones que se han revelado tan perniciosas para la lucha contra la pandemia de la COVID-19.