Última hora
This content is not available in your region

Segunda ola de COVID en Europa ¿Cómo evoluciona la tasa de positividad? ¿Qué país hace más pruebas?

Segunda ola de COVID en Europa ¿Cómo evoluciona la tasa de positividad? ¿Qué país hace más pruebas?
Derechos de autor  Michael Kappeler/(c) Copyright 2020, dpa (www.dpa.de). Alle Rechte vorbehalten
Tamaño de texto Aa Aa

La capacidad de los distintos Estados europeos de realizar un gran número de pruebas para detectar positivos por SARS-CoV-2 es un elemento clave en la lucha contra la pandemia.

Según los criterios de la OMS publicados en mayo, se considera que la epidemia ya no está bajo control cuando el porcentaje de positivos en los hisopos supera el 5%.

España superó este umbral en verano, aunque es uno de los países que más pruebas por día está realizando.

Otro umbral simbólico recientemente cruzado en la UE y el Reino Unido es el de 500 muertes por COVID-19 por día.

Pero cuidado: todo tipo de datos deben ser tomados con la debida precaución. Por ejemplo en Francia hay quien pone en duda la tasa de positividad real, es decir, el número de casos positivos en comparación con el número de pruebas realizados.

Según Libération, estaría "inflado" porque el método de cálculo francés no tiene en cuenta a todos los que ya han tenido más pruebas negativas (alrededor del 20% del total). Una sobreestimación de unos pocos pero decisivos puntos porcentuales.

Desde el mes de agosto, España y Croacia, que eran los países de Europa con mayores tasas de positividad han conseguido ir reduciéndola para ser superados por países como la República Checa, Holanda o Bélgica donde las cosas parecen estar fuera de control.

Todos ellos están aplicando confinamientos parciales y otras medidas estrictas.

El gráfico muestra la evolución de la tasa de positividad desde agosto y la clasificación de los países con peores cifras. Puedes lanzarlo de nuevo utilizando los controles.

Algunas aclaraciones sobre la tasa de positividad

Se considera como uno de los indicadores clave para medir la evolución de la pandemia, porque no se ve influenciado por el aumento del número de tests que se está viendo en todos los países de Europa y del mundo. Saber cuantos tests positivos salen por cada 100 permite hacerse una idea de la presencia del virus entre la población.

Algunos países, como Australia, Corea del Sur y Uruguay tienen una tasa positiva de menos del 1%. Otros, como México y Bolivia, tienen una tasa positiva del 20% al 50%, o incluso más.

Por el momento, la tasa de positividad de las pruebas, aunque notablemente más alta que en los meses de verano, se encuentra en un nivel significativamente más bajo que durante el período de confinamiento de marzo y abril. Da una imagen (parcial) de la difusión del contagio en el territorio, pero hay que tener cuidado de no comparar los datos de la primera ola con los de la segunda.

Esto es por algunas razones fundamentales:

  • En la primavera, los estados y regiones no tenían el mismo número de tests que hoy en día y a menudo no podían mantener el ritmo de las demandas.

  • La mayoría de los positivos eran sintomáticos, o personas con síntomas graves o condiciones críticas: por lo tanto, la tasa de positividad no era comparable con la actual.

En el gráfico siguiente puedes buscar distintos países para compararlos.

Como explica la página Pagella Politica, durante la "primera ola" Europa "perdió" muchos casos. Los oficiales eran una pequeña parte del total. "Se puede estimar que el pico real de la epidemia en los dos primeros meses fue de entre 35 y 40 mil casos por día, en comparación con los cerca de 6.500 casos detectados con hisopos en el pico del 21 de marzo. Fue sólo en junio cuando probablemente se empezó a contabilizar una buena parte de las infecciones".

La República Checa se confirma como el país de la Unión Europea en el que la situación es más crítica en relación con la población (poco más de 10 millones de habitantes). Las cifras son "catastróficas", dijo el primer ministro, y el ejército se moviliza para construir un nuevo hospital de campaña con 500 camas.

Los dos tipos de pruebas, para no crear confusión

Por el momento, los laboratorios disponen de dos tipos de tampón: el que busca el genoma viral y el rápido que busca el antígeno (un componente estructural del virus, como una proteína).

Al principio de la pandemia, sólo se utilizaron hisopos para buscar el genoma, utilizando la técnica de PCR en tiempo real. Este es el estándar a nivel europeo, y los datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) en esta página se basan en este tipo de prueba RT-PCR. Lleva varias horas obtener el resultado, pero hay menos riesgo de falsos positivos y la precisión es cercana al 100% si se administra correctamente.

Luego están los "hisopos rápidos", desarrollados en los últimos meses y utilizados en lugares concurridos o en los centros de detección rápida. Buscan el antígeno viral, es decir, no buscan el ARN sino una proteína viral. Son menos precisos, pueden dar falsos positivos pero la respuesta llega muy rápidamente, incluso en menos de media hora.