Última hora
This content is not available in your region

Asesor climático de la ONU a los 21 años de edad: ¿Quién es Nathan Méténier?

Miembro del Grupo Asesor de la Juventud del Secretario General de las Naciones Unidas, Director de Youth4Nature en Europa y cofundador de Generation Climate Europe, todo un CV
Miembro del Grupo Asesor de la Juventud del Secretario General de las Naciones Unidas, Director de Youth4Nature en Europa y cofundador de Generation Climate Europe, todo un CV   -   Derechos de autor  Nathan Méténier
Tamaño de texto Aa Aa

"Es una lucha. Está claro que no estamos siendo incluidos en los procesos de elaboración de políticas en la medida en que es necesario".

Nathan Méténier me explica apasionadamente cuál cree que es el papel de los jóvenes cuando se trata de dar forma a nuestro futuro.

"Se nos oye, pero no se nos escucha", añade el joven de 21 años.

Cuando se trata de movilizar a la juventud y de aprovechar el poder de las voces jóvenes en el movimiento climático, hay pocas personas tan versadas como Nathan.

Actualmente forma parte del Grupo Asesor de Jóvenes sobre el Cambio Climático del Secretario General de las Naciones Unidas, es el director europeo de Youth4Nature y cofundó el año pasado Generation Climate Europe, la mayor coalición de ONG dirigidas por jóvenes del Continente.

Con un currículum tan impresionante, es fácil olvidar que Nathan también es estudiante. En la actualidad está realizando un máster en política y regulación medioambiental en la London School of Economics. Esto es algo que las principales figuras con las que trabaja también parecen olvidar.

"A menudo los políticos actúan con nosotros como si fuéramos partes interesadas normales, y esto es una gran parte de nuestra lucha, diciendo '¡No! ¡No somos partes interesadas normales, somos estudiantes! Mi vida se trata de ir a la escuela, tener mis amigos, hacer cosas que hacen los estudiantes", dice, "no somos como los que trabajan de ocho a cinco". Trabajamos los fines de semana y durante la semana y tenemos que adaptarnos".

A pesar de los desafíos, Nathan cree que las voces jóvenes son una parte esencial de este movimiento. Para los jóvenes activistas, el vital cambio que necesitamos para proteger nuestro planeta a largo plazo no es un objetivo futuro abstracto.

Youth and Environment Europe
"Cuando hablamos de 2050 no es un objetivo tan lejano", dice Nathan.Youth and Environment Europe

"Cuando hablamos de 2050 no es un objetivo tan lejano", explica, "puede ser un objetivo lejano para los que están diseñando las políticas ahora, pero para nosotros - tendremos 50 años, así que es mañana, ¿no?" comenta.

"2050 es algo que podemos imaginar. Así que creo que es muy importante que vayamos por una acción muy concreta: ¿qué queremos a nivel de la ciudad? ¿Qué queremos a nivel local? ¿Podemos diseñar las políticas que necesitamos, para dar forma realmente al 2050 que queremos tener?"

Asegurarse que las ideas, políticas y prácticas sean tangibles es la clave del activismo de Nathan. Todo lo que hace es para crear un futuro que podamos imaginar. En su opinión los objetivos efímeros son imposibles de lograr.

"Es una cuestión de narrativa. No veo cómo se puede construir una narrativa sin incluir a la gente que vive en esas ciudades y en esos espacios. Los jóvenes tienen las ideas, tenemos ideas sobre lo que queremos, tenemos ideas sobre cómo queremos reintroducir la naturaleza en nuestras ciudades, tenemos ideas sobre qué tipo de movilidad queremos - pero no estamos siendo incluidos."

Crecer con los efectos de la crisis climática

Aunque ahora vive en Londres, Nathan es originario de Grenoble, en los Alpes Franceses. Su hogar está experimentando un cambio climático del doble de la tasa del resto de Europa.

"He visto los cambios, he visto la desaparición del hielo y el colapso en el Mont Blanc", dice Nathan.

Esta experiencia de primera mano de la crisis mundial también le ayudó a formar su comprensión de cómo abordar el problema. Nathan cree que es vital interpelar a los responsables políticos y las partes implicadas desde un nivel local hacia arriba, utilizando las voces y las posiciones de quienes le rodean.

Es una forma de asegurarse de que no nos dispersamos, y de que todos estamos luchando por el mismo objetivo y potenciando juntos a los jóvenes.

"Entiendo que es muy importante hablar con los responsables de las políticas y con otras partes interesadas cuando se está a nivel de base y se trata de crear un cambio para convencer a los políticos de la emergencia climática, ", explica.

"Me metí de lleno en el movimiento juvenil europeo sobre el clima y acabé fundando una organización llamada Generación Clima Europa, que es básicamente una coalición de diferentes redes juveniles. Es una forma de asegurarnos de que todos estamos unidos, y de que todos estamos luchando por el mismo objetivo y potenciando a los jóvenes juntos".

Youth and Environment Europe
Asegurar que las ideas, las políticas y las prácticas sean tangibles es el centro del activismo de Nathan.Youth and Environment Europe

Soluciones prácticas para problemas del mundo real

Comparado con otros jóvenes activistas que he entrevistado y con los que he trabajado, Nathan es, con mucho, el que más activamente participa en la elaboración de políticas. Tendemos a centrarnos más en las huelgas escolares y las protestas visibles, en lugar del trabajo más tranquilo que se realiza entre bastidores. Le pregunto qué opina de la forma en que los jóvenes activistas son presentados en los medios de comunicación.

No tengo ningún problema con la forma en que se nos retrata", responde, "por supuesto que profundizo mucho y abordamos cuestiones que a veces son extremadamente especializadas o que la gente no puede necesariamente comprender sin tener un conocimiento previo de esa área".

"Pero al mismo tiempo sigo siendo un activista, sigo siendo un huelguista, sigo siendo alguien que saldría a la calle para participar en una acción. Para mí, como activistas, tenemos muchos, muchos instrumentos diferentes y muchas herramientas diferentes, que tenemos que abrazar - mientras que siempre pedimos un cambio de sistema. "

Tenemos que ir más allá y hacerlo mejor cuando se trata de entender que esto no es sólo una crisis climática; esto no es sólo una crisis de la biodiversidad. Es una crisis social.

Nathan ve la crisis climática como parte de un problema mucho más complejo y sistémico. Es aquí donde él siente que los jóvenes activistas del clima podrían estar haciendo más.

"Tenemos que ir más lejos y hacerlo mejor cuando se trata de entender que esto no es sólo una crisis climática; esto no es sólo una crisis de la biodiversidad. Es una crisis social", dice, "y no se puede abordar este completo y extraordinario desafío y dilema que estamos atravesando sin pensar en cuestiones sociales, como la desigualdad y la democracia".

Aunque las discusiones sobre el cambio social podrían fácilmente desviarse hacia nociones más idealistas, Nathan se apresura a llevar las cosas a la práctica.

Youth and Environment Europe
Me metí de lleno en el movimiento juvenil europeo sobre el clima"Youth and Environment Europe

"Cuando pedimos un cambio de sistema, esto no significa acabar con el capitalismo o detener el crecimiento económico", explica, "no, se trata de planes muy concretos, y se trata de pedir el fin de los monopolios".

"Es pedir acuerdos ecológicos, pero también ser más ambiciosos cuando hacemos esto."

Su continuo y refrescante enfoque en los pasos prácticos dentro del activismo climático se basa en la empatía también. Me habla de las comunidades que están en la primera línea de la crisis climática, incluyendo el pueblo indígena sami en el norte de Escandinavia.

"Tenemos amigos que están muriendo a causa de estas políticas, es por eso que - como fuerza progresista - deberíamos conseguir que nuestros gobiernos progresistas asuman su responsabilidad, para presionar a los demás".

Los Sami se enfrentan a los efectos muy tangibles del cambio climático, por lo que necesitamos soluciones tangibles, explica.

"Esto es una gran parte de nuestro trabajo en el próximo año, convencer a la UE de que sea mucho más ambiciosa cuando se trata de proteger a las comunidades del Ártico, y presionar a los países de Asia Central que están marginando a los activistas. Lo mismo para Brasil, lo mismo para Sudán. Creo que esta solidaridad internacional climática juvenil tiene que convertirse en un componente más grande del trabajo que podemos hacer".

Este artículo forma parte de la cobertura especial de la Semana Verde Europea / #EUGreenWeek de la sección Living de euronews en inglés, sobre el futuro sostenible.