Última hora
This content is not available in your region

La nueva caricatura de Charlie Hebdo que enfurece a Erdogan y Turquía

euronews_icons_loading
El presidente Erdogan este miércoles ante el Parlamento
El presidente Erdogan este miércoles ante el Parlamento   -   Derechos de autor  AP/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El semanario francés Charlie Hebdo ha intervenido a su manera en la agria crisis diplomática que se está cociendo entre Europa y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, que dijo que el presidente francés Macron tiene "problemas mentales".

Mientras la diplomacia europea se esfuerza por mostrar firmeza en bloque frente al Gobierno turco, el semanario satírico ha publicado una viñeta que representa a Erdogan en mangas de camisa y calzoncillos, bebiendo cerveza en un sofá y levantando la falda a una mujer con velo. "En privado es muy divertido" dice el título.

En la burbuja Erdogan dice: "Ouuh el profeta"

Todo ello al más puro estilo Charlie Hebdo. Sin embargo en este contexto las reacciones no se han hecho esperar.

El ministro delegado de Cultura turco Serdar Cam, ha publicado un tweet en el que califica de "bastardos e hijos de perra" a los responsables de Charlie Hebdo. Las autoridades francesas de lucha contra el racismo han denunciado el tuit, que no es visible y ha sido retirado en el territorio francés.

"Hay algo indecente en el contexto actual marcado por el juicio de los ataques de Charlie Hebdo y la tragedia del asesinato de Samuel Paty para poner aceite en el fuego amenazando a la redacción de Charlie", dijo el responsable interministerial contra el racismo Frederic Potier a la agencia AFP.

El delegado interministerial para la lucha contra el racismo, el antisemitismo y el odio contra los homosexuales, las lesbianas, los bisexuales y los transexuales también desafió directamente a Twitter.

_"¿El nauseabundo mensaje de este alto dignatario turco cumple con sus condiciones de uso? El @DILCRAH tomará acciones legales de su lado. No cederemos ante estos intentos de intimidación" #SiempreCharlie
_

Por su parte Ankara denuncia actos de racismo cultural, ha abierto una investigación por "insultos al jefe de Estado y amenaza con represalias judiciales y diplomáticas. El propio Erdogan ha dicho que no había visto la caricatura pero ha afirmado estar enfadado "no por el innoble ataque a mi persona sino por el insulto contra el profeta. Sabemos que el objetivo no es mi persona, sino nuestros valores", continuó el presidente turco, cuyo portavoz había denunciado anteriormente el "racismo cultural".

El Gobierno francés dice que no se dejará desestabilizar y no renunciará a sus principios y está recibiendo el apoyo de sus colegas europeos.

A pesar de las crecientes tensiones, el diplomático turco Mevlüt Cavusoglu dijo el miércoles que Ankara no estaba considerando "por el momento" retirar a su embajador en París después de que Francia devolviera a su representante a Turquía el sábado.

En medio de esta guerra de palabras, el portavoz del gobierno francés Gabriel Attal se encargó de "recordarnos muy claramente que fueron los comentarios de odio contra los periodistas y la redacción los que provocaron ataques, tragedias y asesinatos (...) en nuestro país".

Charlie Hebdo fue víctima de un ataque yihadista en 2015 después de publicar caricaturas del profeta Mahoma.