Última hora
This content is not available in your region

Al menos 140 migrantes mueren frente a las costas de Senegal en el naufragio más mortífero de 2020

Foto de archivo de la costa senegalesa.
Foto de archivo de la costa senegalesa.   -   Derechos de autor  IOM/International Organization for Migration
Tamaño de texto Aa Aa

Más de 140 personas murieron la semana pasada cuando un barco de migrantes se hundió frente a la costa de Senegal, informó este jueves la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Fue el naufragio más mortífero registrado en 2020, según la agencia de migraciones de la ONU.

Alrededor de 200 pasajeros partieron el sábado en el barco desde la ciudad senegalesa de Mbour, en dirección a las Islas Canarias de España, pero el barco pronto se incendió y se hundió frente a la costa noroeste de Senegal, cerca de Saint Louis.

Se salvaron 59 pasajeros, dijo la OIM en un comunicado.

Esto ocurrió cuando el número de barcos que intentaban llegar a las Islas Canarias desde las costas de Senegal "ha aumentado significativamente en las últimas semanas", añadió.

La OIM estima que ha habido aproximadamente 11.000 llegadas a las Islas Canarias este año, en comparación con las 2.557 llegadas durante el mismo período del año pasado.

Esta cifra sigue siendo muy inferior a los totales registrados en 2006, cuando llegaron más de 32.000 personas a las costas del archipiélago español.

Incluyendo el naufragio del sábado, se sabe que al menos 414 personas murieron en esta ruta en 2020 según el Proyecto de Migrantes Desaparecidos de la OIM, que registró 210 muertes en la misma zona en todo el año 2019.

Las costas de Senegal fueron una vez un importante punto de partida para quienes esperaban emigrar a Europa. Sin embargo, en los últimos años se había vuelto más común que los migrantes senegaleses viajaran por tierra a Túnez o Libia antes de intentar cruzar el Mediterráneo.

"Hacemos un llamamiento a la unidad entre los Gobiernos, los asociados y la comunidad internacional para desmantelar las redes de trata y contrabando que se aprovechan de los jóvenes desesperados", dijo Bakary Doumbia, Jefe de la Misión de la OIM en el Senegal.