Última hora
This content is not available in your region

El terrorista abatido en Viena había sido condenado por yihadismo

euronews_icons_loading
El terrorista abatido en Viena había sido condenado por yihadismo
Derechos de autor  Ronald Zak/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Son ya cinco los muertos por el ataque terrorista de martes en en Viena. Entre los fallecidos está el agresor que tenía antecedentes como simpatizante del grupo Estado Islámico. El ministro austriaco de Interior, Karl Nehammer, ha indicado que se tratada de Fejzulai Kujtim, con antecedentes penales que había sido encarcelado por intentar viajar a Siria para unirse a los yihadistas, y liberado anticipadamente el pasado mes de diciembre.

Según el ministro, que ha deplorado los hechos, el terrorista consiguió engañar a los servicios sociales encargados del programa de reintegración de islamistas radicales.

Hay además 18 heridos, siete de ellos graves. Entre estos últimos hay un policía. Fuentes oficiales indican que las lesiones están causadas por arma de fuego, pero también por arma blanca. Las autoridades han pedido a los ciudadanos que hagan todo lo posible por permanecer en sus hogares.

En un principio se indicó que el atentado fue perpetrado por dos hombres en la zona de bares próxima a la Sinagoga Central de Viena. Y se informó de que habría una segunda persona huida.

Sin embargo el ministro del Interior ha dicho esta tarde que el examen de las cámaras de seguridad no da pruebas de que hubiera una segunda persona implicada. Karl Nehammer ha explicado se han llevado a cabo 18 registros domiciliarios y 14 detenciones.

Horas angustiosas en pleno centro de Viena antes del confinamiento

El tiroteo comenzó este martes alrededor de las ocho de la noche. Los agresores se desplazaron por el centro de la ciudad disparando contra cualquier viandante, justo en el último día antes de que entrara en vigor el cierre de la gastronomía para frenar la segunda ola del coronavirus.

"De repente comenzó el tiroteo. Primero no sabíamos qué pasaba, pero de repente la gente, que estaba sentada en otras terrazas, empezó a correr. Primero nos quedamos parados ahí, porque no sabíamos qué estaba pasando, luego hubo disparos de nuevo, pero más cerca, así que empezamos a correr. Como no sabíamos si estábamos corriendo en la dirección correcta, corrimos hacia un hotel y nos escondimos allí", explica Eveline, estudiante, testigo de la cadena de ataques.

Alrededor de mil agentes de la Policía y 75 soldados especiales del Ejército han sido desplegados. Además se han reforzado las fronteras y se vigilan sinagogas, iglesias y otros tempos religiosos y hospitales.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha mostrado la solidaridad de los franceses con los austríacos. "Tras Francia, un país amigo ha sido atacado. Es nuestra Europa. Nuestros enemigos deben saber con quien se enfrentan. No nos rendiremos", ha dicho en Twitter.

Francia ha sufrido tres atentados islamistas en las últimas semanas. El último, el pasado jueves en Niza, con tres víctimas mortales. También el presidente español, Pedro Sánchez, ha aseverado que "Europa permanecerá firme ante el terrorismo".

Alemania ha reforzado la vigilancia en la frontera con Austria- La canciller, Angela Merkel, ha subrayado que "el terrorismo islamista es nuestro enemigo común. La lucha contra estos asesinos y sus instigadores es nuestra lucha común". Los ataques se producen en una Europa tambaleante por la pandemia que está afrontando, además de una crisis sanitaria y económica, los zarpazos del extremismo siempre latente.