Última hora
This content is not available in your region

"Estaban disparando al rostro": El relato de un periodista peruano herido en las protestas

euronews_icons_loading
El periodista José Miguel Hidalgo durante su conversación con Euronews
El periodista José Miguel Hidalgo durante su conversación con Euronews   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Una de las primeras tareas del Gobierno peruano será depurar responsabilidades por la brutal represión policial de las manifestaciones callejeras que sacudieron Lima la semana pasada. El nuevo Presidente, Francisco Sagasti, ha pedido perdón al pueblo peruano en nombre del Estado, pero en el cuerpo policial reina un mutismo absoluto.

José Miguel Hidalgo, de América Televisión, es uno de los periodistas que resultaron heridos mientras hacían su trabajo. Lo que nos cuenta ocurrió el jueves 12 de noviembre:

"La policía tiene por orden, es un protocolo en Perú, cuando lanza las bombas lacrimógenas con armas, se lanzan aproximadamente en 45 grados para que la bomba lacrimógena recorra una distancia y pueda retirar a la masa que está protestando. Pero llamó la atención que la policía apuntó hacia los pies de quienes estábamos en la primera línea (periodistas) y disparó las bombas lacrimógenas. Yo estaba a no más de un metro o metro y medio de un policía. Disparó la bomba lacrimógena y me impactó directamente en el tobillo, generando un gran hematoma", explica Hidalgo.

A pesar del dolor, José Miguel Hidalgo siguió trabajando. Pero no había pasado ni una hora, cuando él y sus compañeros volvieron a ser agredidos:

"La policía empezó a sacar lo que se llama los 'escopeteros', los que van adelante con escopetas lanzaperdigones. En ese punto nos encontrábamos solamente periodistas, y empezaron a dispararnos perdigones, ni siquiera bombas lacrimógenas. Los perdigones tienen una sola intención, impactar en el cuerpo de las personas para poder reprimirlas. Pero ellos se encontraban a no más de cinco metros de distancia y empezaron a disparar. Jalaban el gatillo y en un momento dado le impactaron a mi camarógrafo. Mi camarógrafo, para la gente que conoce un poco, cuando hay una protesta lleva la cámara al hombro, (al sujetar la cámara) la mano la tiene a la altura del cuello o del rostro. Recibió dos dos impactos de perdigones en el antebrazo mientras tenía la cámara levantada, es decir, estaban disparando no solo al cuerpo, estaban disparando al rostro", concluye el periodista.

José Miguel Hidalgo
José Miguel Hidalgo recibió un perdigonazo en la espalda y el impacto de una bomba lacrimógena en el tobilloJosé Miguel Hidalgo

Dos días más tarde, dos jóvenes murieron tras ser alcanzados por perdigones de plomo en la cabeza y en el pecho. En toda la semana hubo más de cien heridos. Un joven perdió un ojo, otro no volverá a caminar. Hubo desaparecidos y detenidos que fueron golpeados en comisaría. La Policía niega que como institución avale estas prácticas o la utilización de este tipo de munición, pero no ha prometido una investigación profunda de lo ocurrido.

Mientras se recupera, José Miguel Hidalgo minimiza sus heridas al compararlas con las de otros compañeros de profesión que salieron peor parados. Su testimonio arroja luz sobre lo ocurrido en las noches más oscuras de la historia reciente de Perú.