Última hora
This content is not available in your region

Protestas estudiantiles en Italia en busca de un 'futuro mejor'

euronews_icons_loading
Protestas estudiantiles en Italia en busca de un 'futuro mejor'
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Algunos no se conocen ni asisten a las mismas clases pero están unidos por una cosa. Todos consideran que la sensación de aprender no es la misma en casa. Se ven a sí mismos como la clase dirigente del futuro y piensan que el Gobierno no está haciendo lo suficiente para proteger los centros escolares.

"La razón por la que no estamos dentro de nuestras escuelas y nos sentamos en el suelo, fuera, es porque no hay suficiente espacio. Las aulas son demasiado pequeñas y no podemos volver a la escuela con seguridad. Es un gran problema porque evitar la inversión en la educación y no convertirla en una prioridad significa no tener visión a largo plazo, no entender de qué se trata el futuro. Porque representamos el futuro de este país", declara la estudiante Valeria Cigliana.

Los estudiantes secundan la denominada 'huelga climática' y comparten la idea de que los jóvenes tienen el poder de cambiar las cosas.

"Queremos un mejor futuro y estamos totalmente convencidos de que podemos lograrlo a través de la educación y gracias a un nuevo modelo de estudios", añade Valeria Cigliana.

"Lo que más echan de menos es poder hablar entre ellos o simplemente reunirse. Esto es ahora la propia batalla de los estudiantes ya que los profesores no se han unido a sus últimas protestas. Consideran que deberían haber estado a su lado aunque comprenden que no entiendan lo que se siente al no poder ir a la escuela", afirma la corresponsal de Euronews en Italia, Giorgia Orlandi.

Algunos estudiantes están muy preocupados por el trabajo que se ha perdido al no tener la oportunidad de asistir, en persona, a clase.

"Siento que tenemos tantas lagunas en nuestro aprendizaje... Incluso yo misma las tengo. No creo que todo esto sea justo. Considero que supone una desventaja y no solamente para los estudiantes sino, también, para los profesores", señala la estudiante Elisa Fiorentino.

La historia se repite a lo largo y ancho de todo el país. Los estudiantes italianos asisten a clase en la calle.

"Somos conscientes de que no podemos asistir a clase en persona pero también sabemos que el Gobierno no ha invertido lo suficiente en proporcionar clases a distancia de manera apropiada. La educación tiene que estar en el centro de la agenda política. Hay que gastar el dinero del fondo de recuperación en eso", concluye el estudiante Simone Giglio.

En otros países europeos han descartado el cierre de centros escolares y han optado por aumentar las restricciones. En Italia, las autoridades, no han apostado por ello. Todavía no está claro cómo pretenden abordar el tema en el plan de recuperación elaborado por el Gobierno.