EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Décimo aniversario de un secuestro que sumió a Chibok en el caos y la desesperación

Imagen de algunas estudiantes de Chibok liberadas del cautiverio de Boko Haram, en Abuya, Nigeria, el domingo 7 de mayo de 2017.
Imagen de algunas estudiantes de Chibok liberadas del cautiverio de Boko Haram, en Abuya, Nigeria, el domingo 7 de mayo de 2017. Derechos de autor Olamikan Gbemiga/Copyright 2017 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Olamikan Gbemiga/Copyright 2017 The AP. All rights reserved.
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El 14 de abril de 2014, extremistas islámicos asaltaron la escuela secundaria Government Girls Secondary School de la comunidad localizada en el estado de Borno, y secuestraron a casi 300 niñas mientras las estudiantes preparaban unos exámenes.

PUBLICIDAD

Han pasado diez años desde aquella fatídica jornada en la que la oscuridad descendió sobre el pueblo nigeriano de Chibok. El 14 de abril de 2014, extremistas islámicos asaltaron la escuela secundaria Government Girls Secondary School de la comunidad localizada en el estado de Borno, y secuestraron a casi 300 niñas y adolescentes, mientras las estudiantes preparaban unos exámenes. El domingo, activistas y afectados por el trágico suceso se reunieron en Lagos para conmemorar el 10º aniversario del secuestro y pedir la liberación de las casi 100 niñas que siguen cautivas.

El secuestro de Chibok fue el primero de esta envergadura en un centro escolar del país africano. Desde entonces, al menos 1.500 estudiantes han sido secuestradas. Los grupos armados encuentran cada vez más en este tipo de acciones una forma lucrativa de financiar otros delitos y controlar las aldeas de la región noroccidental del país, que es rica en minerales, pero está escasamente vigilada y protegida.

Bandas criminales formadas por pastores en guerra contra las comunidades agrícolas

A diferencia de los extremistas islámicos que organizaron el secuestro de Chibok, las bandas criminales que aterrorizan las aldeas del noroeste de Nigeria están formadas, en su mayoría, por antiguos pastores que mantenían un conflicto con las comunidades agrícolas de acogida, según las autoridades.

Ayudados por el contrabando de armas, a través de las porosas fronteras nigerianas, operan sin una estructura de liderazgo centralizada y lanzan ataques movidos, principalmente, por motivos económicos. Algunos analistas consideran que los secuestros escolares son un síntoma del empeoramiento de la crisis de seguridad que se vive en Nigeria. Las deficiencias en materia de seguridad que provocaron el denominado secuestro de Chibok, hace 10 años, siguen existiendo en muchas escuelas. Así lo refleja un reciente estudio de la oficina de la agencia de las Naciones Unidas para la infancia en Nigeria, según el cual solamente se cumple el 43% de las normas mínimas de seguridad, como contar con un vallado del perímetro y guardias, en más de 6.000 escuelas investigadas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Masacre en Nigeria: decenas de muertos en un doble atentado de Boko Haram

El presidente nigeriano recibe en Abuya a las 82 niñas de Chibok liberadas por Boko Haram

El número de "niños suicidas" captados por Boko Haram se triplica en Nigeria