Última hora
This content is not available in your region

Estados Unidos se prepara para el Día de Acción de Gracias más triste

euronews_icons_loading
Reparto de alimentos entre la población, en Miami
Reparto de alimentos entre la población, en Miami   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Estados Unidos se prepara para un Día de Acción de Gracias especialmente triste y extraño. Las autoridades piden a la población que no viaje para ver a la familia porque los contagios de COVID-19 vuelven a batir todos los récords.

Mientras tanto, muchas personas se ven obligadas a hacer cola en los bancos de alimentos, como ocurre en Nueva York, para poder poner una cena digna el próximo jueves encima de la mesa. Y es que la crisis económica provocada por la pandemia, se deja sentir con fuerza.

"Dan provisiones a las familias. Eso es lo que necesitamos ahora mismo, debido a la pandemia, entre otras cosas", explica un hombre.

"Todo (va) mal. He perdido mi trabajo y los muchachos, en casa, porque la escuela está cerrada", se lamenta una mujer.

Más de 12 millones de casos y 256.000 muertos

Estados Unidos marcó el jueves pasado un récord absoluto en el número de contagios, más de 200.000 en un día. Ya se ha superado la cifra total de 12 millones de casos, con más de 256.000 muertos desde el inicio de la crisis.

Todos los años, por Thanksgiving, millones de estadounidenses viajan para reunirse con sus familias. Es la fiesta con más viajes del año. Expertos médicos piden a la población que evite estos desplazamientos por miedo a que se expanda aún más el virus.

En Miami, la gente hace cola para recoger alimentos dentro de sus vehículos. Los voluntarios afirman que, sin esta ayuda, muchos no tendrían Día de Acción de Gracias.

"Hay mucha necesidad en nuestra comunidad, mucha gente sin trabajo", cuenta un voluntario.

Cada vez más estados y ciudades están imponiendo e reimponiendo restricciones. California ha anunciado un toque de queda nocturno a partir del próximo sábado.