Última hora
This content is not available in your region

Nápoles llora al hombre que le devolvió su orgullo, Diego Armando Maradona

euronews_icons_loading
Nápoles llora al hombre que le devolvió su orgullo, Diego Armando Maradona
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

" Con su talento inigualable, escribió páginas inolvidables de la historia del fútbol" así despedía el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, a Maradona, porque al otro lado del charco, en Nápoles, Diego Armando Maradona dejó huella.

Jugó entre 1984 y 1991 y conquistó dos títulos ligueros, los dos únicos de la historia del club, y una Copa de la UEFA con la camiseta 'azzurra'. Nació entonces el denominado 'MaraNápoles', un equipo liderado por Maradona que llevó a los altares a toda la ciudad.

Nada más conocerse la noticia de su muerte y pese a estar la ciudad confinada por la COVID-19, los tifosi napolitanos, acudieronal Barrio Español a los piés de los murales que recuerdan su gesta.

Maradona es en Nápoles mucho más que un jugador de fútbol como demuestra el testimonio de este napolitano.

" He venido aquí porque mi padre ha muerto; Maradona era como mi padre".

Un dolor compartido por todo un pueblo.

"Yo soy argentina, Y en este momento tan horrible, me ocurre al mismo tiempo una cosa bonita que es sentir el amor que tiene el pueblo napolitano por este argentino; porque así me siento como si estuviese en casa. Sentimos lo mismo, solo dolor. Ha muerto pero vivirá para siempre con nosotros."

Y así lo confirmaba también en un tuit, el club de fútbol de Nápoles.

Nuestro corresponsal Luca Parmitano describe el ambiente que se vive.

"Toda la ciudad de Nápoles está conmocionada por esta muerte repentina y ha venido aquí de forma espontánea a este templo, a esta iglesia improvisada que está aquí desde hace años, todos estos carteles que rinden homenaje a Maradona no se han puesto ahora. Es el corazón del amor de Nápoles por su ídolo".

Un argentino que se convirtió en un 'D10S' para Nápoles que lo nombró ciudadano de honor en 2017.

" He venido a homenajear a un Dios, después de San Génaro, patrón de Nápoles, viene Maradona, ha dado tanto a la ciudad, nos llenó de orgullo en todo el mundo, tan solo con jugar".

El propio alcalde de Nápoles. Luigi De Magistris, reconoció que Maradona mejoró la fama de una ciudad "sobre la que siempre había prejuicios y discriminaciones".

El orgullo que Maradona devolvió a los napolitanos debería quedar ahora inmortalizado. Tanto el alcalde como el presidente del Nápoles, Aurelio De Laurentiis, ya están trabajando para que el San Paolo pase a llamarse 'Estadio Diego Armando Maradona'.