Última hora
This content is not available in your region

El escándalo que abochorna al Fidesz, el partido de Viktor Orbán

euronews_icons_loading
Imagen de uno de los memes difundidos por las redes sociales húngaras
Imagen de uno de los memes difundidos por las redes sociales húngaras   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

József Szájer huyendo por una cañería del partido LGBT de Bruselas o encaramado a una tubería disfrazado de superhéroe... Los memes sobre el mayor escándalo de la política húngara inundan las redes sociales en el país de Viktor Orbán. Su correligionario y eurodiputado József Szájer dimitió el domingo tras ser pillado in fraganti en una orgía gay ilegal. Sin embargo, la prensa húngara, controlada por el Gobierno, abría este miércoles con grandes titulares contra George Soros (enemigo de Orbán) y pasaba de puntillas, sin fotos ni detalles, sobre la renuncia de Szájer. Los miembros del Gobierno se pasaron el día esquivando a los periodistas:

"Tras los primeros intentos matinales de la prensa, la policía estableció un cinturón de seguridad en la entrada a las oficinas del Primer Ministro, para que los periodistas no pudieran pudieran acercase a los miembros del Gobierno tras la reunión del gabinete. Luego se fueron sin parar", comenta el periodista de Euronews Ádám Magyar.

El primer ministro húngaro, Victor Orbán, ha abordado el tema el miércoles por la noche. Ha dicho que las acciones de Szájer son inaceptables para su partido, aunque ha alabado su aportación durante 30 años de trabajo. El eurodiputado, que fue uno de los miembros fundadores de Fidesz y de los redactores de la nueva Constitución húngara, deja la formación inmediatamente.

El escándalo es particularmente importante para la comunidad LGBT húngara, que han sufrido constantes ataques dialécticos por parte del Fidezs, impulsor de políticas que recortaban sus derechos.

"Hay diferentes tipos de personas en el Fidesz y entre sus votantes. No se pueden trazar líneas estrictas, no se puede excluir a la gente porque su vida sexual o su orientación sexual sea diferente a la de la mayoría. Esperamos que el Gobierno se dé cuenta de que todos somos parte integral de la sociedad y no se puede difundir el odio contra nadie", explica Tamás Dombos, miembro de una organización LGBT.

La marcha de Szájer es muy mala noticia para el Gobierno, ya que el primer ministro húngaro pierde a uno de sus principales consejeros en lo que respecta a la política de la Unión Europea.

"Todo apunta en una dirección. La capacidad de defensa política del Fidesz ha disminuido, lo que es un resultado negativo para Hungría", afirma el analista político Patrik Szicherle.

El escándalo de la orgía gay de Bruselas, en la que también fueron detenidos varios diplomáticos, llega en un momento muy difícil para el Gobierno húngaro, que está enfrentado casi en solitario al resto de socios de la UE. Hungría y Polonia mantienen su veto al Presupuesto plurianual comunitario y al plan de reconstrucción económica de la UE tras la pandemia debido a que el reparto de estos fondos está ligado al respeto del Estado de Derechos.