Última hora
This content is not available in your region

Golpe psiquiátrico de la pandemia

euronews_icons_loading
Golpe psiquiátrico de la pandemia
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Los expertos en salud mental hacen sonar las alarmas. Hay urgencia, dicen, en tener en cuenta el creciente impacto psicológico por la crisis de Covid 19.

Una mañana cualquiera en el hospital Edouard Herriot de la ciudad de Lyon, en el sureste de Francia. El mayor hospital general de la región, recibe también el mayor número de pacientes con problemas de salud mental.

Emmanuel Poulet dirige las urgencias psiquiátricas. Nos permite grabar una de sus consultas.

Asiste un estudiante de 19 años que intentó suicidarse tomando una sobredosis de drogas. Consumidor de psicofármacos, estaba en proceso de desintoxicación. El último confinamiento le hundió: “Me sentí hiper desesperado. Y me dije a mí mismo, ya nada importa, no sirve para nada, simplemente le pondré fin a todo. Pensé que así saldría del punto muerto. Siento que estoy atrapado en algo. Y con la situación actual, estamos literalmente atrapados entre cuatro paredes todo el tiempo, ¡eso no ayuda!"

Si bien quienes ya estaban frágiles antes de la crisis sanitaria están más expuestos al estrés generado por la pandemia, nadie es inmune, nos dice Poulet: "Tenemos pacientes que no fueron diagnosticados con problemas de salud mental anteriormente, claramente. Dado el conjunto de parámetros de inestabilidad y estrés, ya sean epidémicos, sociológicos o económicos, tenemos derecho a pensar que habrá un aumento significativo de los trastornos depresivos y de ansiedad, crisis suicidas también, ya lo empezamos a ver."

El paciente que nos recibe en su casa nunca imaginó perder la razón hasta el punto de querer morir, durante el primer confinamiento:_ “Lo experimenté como un sentimiento de privación de libertad, un sentimiento de opresión, También un sentimiento de estar encerrado. ¡La vida había perdido todo! Todo lo que te gustaba estaba prohibido. Esto fue extremadamente estresante para mí . _Me sentí físicamente oprimido, con dolor de estómago, opresión en la garganta ... Y luego simplemente perdí la razón y rompí casi toda la casa. Me ingresaron y me diagnosticaron delirium tremens. Y luego resultó que estaba infectado con Covid-19. Esto significa que la Covid realmente había empeorado mi crisis. Eso es una certeza."

Describe como su sensación mas recurrente "la de la muerte. La muerte y luego el miedo a morir, el miedo a morir".

Tuvo que estar varios meses en el hospital antes de recuperar la alegría de vivir. Ingresó en el hospital psiquiátrico de Lyon. Ahí fue donde volvió la crisis de salud de quien llamaremos Benny.

El joven ya había sido tratado por problemas psíquicos. No pudo soportar el último confinamiento y pidió ser hospitalizado:“La primera vez, no me afectó mucho porque todavía estaba en plena psicosis y cuando salía de casa, no había nadie en la calle y me tranquilizaba. Pero ahora que ya me he recuperado un poco, necesito el apoyo de los demás, necesito que la sociedad funcione como de costumbre."

Una necesidad compartida por muchos. Autor de un libro y una investigación sobre el impacto psicológico del encierro, el psiquiatra, Nicolas Franck, jefe de unidad del hospital de Vinatier, teme el impacto de la crisis sanitaria a lo largo del tiempo, a medida que aumenta la presión: “Tenemos el primer bloqueo que trajo consecuencias. Y luego otro bloqueo que se produce en un período en el que hay una disminución de la luminosidad con depresión invernal. Tenemos la crisis económica que se cierne, gente con problemas, en su comercio o ss pequeña empresa. Y a los efectos del encierro, hay que sumarle el de la ruptura de los lazos sociales, para los que están confinados solos, con miedo a los efectos del virus, el miedo a la infección, el miedo por la salud y si llega el caso, por sobrevivir."

Los servicios de salud mental en Francia despliegan nuevos servicios para responder al creciente estrés de la población. En el hospital de Vinatier, el equipo de consulta telefónica está disponible los siete días de la semana desde marzo.

El hospital abrió recientemente una consulta externa centrada en la Covid 19, en el centro de Lyon.

Una opción a veces más accesible que las salas psiquiátricas de los hospitales o los consultorios privados ahora saturados de pacientes.

Aislamiento, pobreza, incertidumbre por el futuro, miedo por familiares -jóvenes y mayores-, traumas postinfección o duelo… los motivos de angustia sobran.

La psiquiatra Elodie Zante es encuantra con síntomas más que frecuentes:“Hay muchos trastornos del sueño, gente que cambió de ritmo de vida, en particular, entre quienes dejaron su actividad profesional. Sufre ataques de ansiedad gente que no solía tenerlos. A veces habrá aislamiento social con pérdida del gusto o del interés por las cosas de la vida diaria. También vemos trastornos obsesivo-compulsivos con pacientes que, por ejemplo, limpian frenéticamente sus hogares.

Y con esta segunda oleada, vemos que hay gente en la que aumentan los síntomas, y lamentablemente, hay muchas que no se atreven a ir al especialista. Y desgraciadamente, una vez que existe una patología psiquiátrica, hay que buscar ayuda profesional porque con el tiempo, hay pocas posibilidades de que mejore por sí sola."

La paciente Benny subraya una actitud a tener en cuenta:“No deberían quedarse arrinconadas. Siempre deben pedir ayuda. Eso es lo más importante de todo.’

Destigmatizar la salud mental, y aumentar los recursos, resulta prioritario - insisten los profesionales-, para superar la próxima ola de la crisis del coronavirus, que, aseguran, será psiquiátrica.