Última hora
This content is not available in your region

A tres semanas para el Brexit crece exponencialmente el stock de productos de la Unión Europea

Por Francisco Fuentes con AFP
euronews_icons_loading
Largas caravanas de camiones para embarcar en el puerto francés de Calais
Largas caravanas de camiones para embarcar en el puerto francés de Calais   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Paciencia, mucha paciencia necesitan los conductores de todos estos camiones para embarcar en los puertos del norte de Francia con destino al Reino Unido.

A tres semanas para que los británicos abandonen formalmente la Unión Europea (UE), el caos empieza a adueñarse de los puntos de embarque por la incapacidad de las plataformas portuarias y ferroviarias para gestionar tanto volumen de carga.

Un volumen que ha aumentado exponencialmente.

"Los británicos están formando un stock en previsión de complicaciones probables por el Brexit, gestiones administrativas suplementarias, formalidades aduaneras, de seguridad, y además potencialmente también derechos de aduanas, es decir existe el riesgo de que las mercancías cuesten más caras. Desde hace unas tres semanas asistimos a un aumento del flujo hacia el Reino Unido para la constitución de esos stock, y la plataforma que son el puerto y el túnel, no tienen capacidad para absorber este aumento del tráfico", ha señalado el secretario general de la Federación Nacional de Transportes por Carretera, Sébastien Rivera.

Además, hay menos servicios tanto de pasajeros como de carga marítima por la práctica desaparición del turismo.

"Las compañías navieras también han reducido el número de ferris. O sea que tenemos más camiones y al mismo tiempo menos ferris para transportar esos camiones a Gran Bretaña", ha añadido Rivera.

Francia lleva meses preparando el Brexit.

La Estación del Norte de París, centro del operaciones de los trenes Eurostar, procedentes y con destino a la capital británica, es una de la infraestructuras que ha visto reforzados sus servicios para atender a la situación provocada por el Brexit.

"Hemos contratado a 600 aduaneros adicionales para el Brexit, y de estos 600 aduaneros, algunos son aquí, porque desde el 1 de enero la Estación del Norte (de París) se convierte en un punto de salida de la Unión Europea, un punto de salida del mercado interior, el Reino Unido será un país tercero, esto se traduce en controles fronterizos policiales que implican la necesidad de tener un pasaporte para pasar esta frontera", ha explicado el ministro francés de Cuentas Públicas, Oliver Dussopt.

Desde el 1 de enero, los trámites para viajar al Reino Unido serán más complicados.

Fuentes adicionales • AP