Última hora
This content is not available in your region

Gibraltar, en el limbo del Brexit | Temor entre los trabajadores españoles

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Paso fronterizo entre España y Gibraltar
Paso fronterizo entre España y Gibraltar   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

De día como de noche, en el paso fronterizo entre España y la colonia británica de Gibraltar, el trasiego es continuo. Quince mil españoles atraviesan de forma cotidiana la Verja para trabajar en el Peñón. Españoles que, en estos momentos, cruzan los dedos, implorando para que el Reino Unido y España consigan llegar en las próximas horas a un acuerdo pos-Brexit.

De no ser así, en este paso fronterizo se levantaría a partir del 1 de enero la única frontera dura entre la Unión Europea y el Reino Unido, con todos problemas que eso conllevaría. Óscar Aguilera, trabajador transfronterizo de la Línea de la Concepción, expresa su inquietud.

"Como podéis ver, esto es un chorro de gente diario, esto es el pan de cada día -explica Óscar-. Llevo casi seis años trabajando en Gibraltar y la cuestión es que el trabajo en La Línea no es muy bueno que digamos y, gracias a Dios, está aquí Gibraltar que nos puede aportar esa mano de obra que no tenemos en España. Y el tema del Brexit, estamos también pendientes de lo que son los papeles, por si va a haber retenciones. Tenemos la incertidumbre de no saber lo que va a pasar".

_ - Para saber más: _España da un ultimátum de 72 horas para evitar un 'Brexit duro' en Gibraltar

"La Línea podría hasta desaparecer" si hay una frontera dura

Debido a la situación particular de Gibraltar, cuya soberanía España nunca ha dejado de reclamar, este territorio quedó al margen del acuerdo pos-Brexit alcanzado la semana pasada por la Unión Europea y el Reino Unido, y pendiente de un compromiso a parte entre Londres y Madrid, que deben cerrar antes de que acabe el año.

Los trabajadores españoles, como Óscar, suponen el 50 % de la mano de obra del Peñón. Para los municipios limítrofes de los que proceden estos ingresos son vitales.

"Un 60 % del Producto Interior Bruto de la Línea depende de la economía gibraltareña. Con una frontera dura, que no hubiera un paso fluido de personas ni mercancías, yo creo que La Línea, a corto o medio plazo, podría hasta desaparecer, porque el modus vivendi de la economía de La Línea depende de Gibraltar -afirma Lorenzo Pérez Periáñez, de la asociación de PYMES de la ciudad-. Y no solo en el tema económico, también podemos hablar del tema social y familiar. No podemos limitar el derecho de familias de ambos lados de poder reunirse, de poder estar juntas y de poder verse".

La perspectiva de una frontera dura, con todo el corolario de controles, retenciones y visados, asusta del mismo modo a los gibraltareños, que en el referéndum del Brexit votaron, al 96 %, a favor de permanecer en la Unión Europea.