Última hora
This content is not available in your region

La UE deja de reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro con AFP
euronews_icons_loading
Juan Guaidó anunció que el anterior Parlamento, de mayoría opositora, seguirá ejerciendo sus funciones bajo la figura de la Comisión Delegada durante un año.
Juan Guaidó anunció que el anterior Parlamento, de mayoría opositora, seguirá ejerciendo sus funciones bajo la figura de la Comisión Delegada durante un año.   -   Derechos de autor  AP / Matias Delacroix
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea (UE) "lamenta profundamente" la instalación del nuevo Parlamento en Venezuela, controlado por el chavismo, que considera es producto de unas elecciones "no democráticas", dijo este miércoles el jefe de la diplomacia del bloque, Josep Borrell.

En una nota oficial, Borrell reiteró que las condiciones en que se realizaron las elecciones legislativas en diciembre en Venezuela "no permiten a la UE reconocer el proceso electoral como creíble, inclusivo o transparente".

El martes, el nuevo Parlamento venezolano asumió sus funciones, con lo que el partido de gobierno retomó el control del legislativo luego de su victoria en las elecciones del pasado 6 de diciembre, marcadas por el boicot del grueso de la oposición y un alto nivel de abstención.

El presidente de la recién instalada Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, dijo que el chavismo está obligado "al exorcismo", después de cinco años en que el legislativo estuvo controlado por la oposición, dos de ellos bajo la conducción de Juan Guaidó, a quien numerosos países reconocieron como presidente encargado de Venezuela.

El saliente Parlamento de Guaidó, que reivindica su "continuidad" alegando que las votaciones de diciembre fueron "una farsa", agradeció este miércoles en un comunicado "el apoyo" de Borrell "a la causa de la libertad".

"La Unión Europea, a través de su Alto Representante, ha rechazado el fraude electoral perpetrado por la dictadura y no considera que su resultado sea representativo de la voluntad democrática del pueblo venezolano", subrayó el texto.

El martes, ante la cámara, Rodríguez convocó a un "gran diálogo político" con toda la oposición, incluidos los partidos y dirigentes que boicotearon las elecciones de diciembre, pero advirtió que no sería una "reconciliación con amnesia".

Borrell llamó a "las autoridades venezolanas y líderes" a "unirse para iniciar un proceso de transición conducido por venezolanos, para hallar una solución pacífica, inclusiva y sostenible a la crisis política".

En este sentido, añadió que la UE "sigue lista a apoyar tal proceso" y "tomar medidas específicas adicionales".

La UE había enviado a Caracas una misión para convencer a las autoridades venezolanas a postergar las elecciones legislativas por un plazo de "cinco o seis meses" a fin de desplegar una misión de observación electoral.

Los esfuerzos no prosperaron y las elecciones se realizaron, a pesar de las advertencias, con el boicot de Guaidó y sus aliados.

La UE considera al Parlamento encabezado por Guaidó, elegido en 2015, como "la última expresión libre de los venezolanos en un proceso electoral".