This content is not available in your region

El futuro del carbón polaco pasa por Estados Unidos

Access to the comments Comentarios
Por Bryan Carter  & Ana Lázaro
euronews_icons_loading
El futuro del carbón polaco pasa por Estados Unidos
Derechos de autor  Euronews

En Polonia, en la región de Silesia, el carbón todavía se conoce como el "oro negro". Las minas han configurado el paisaje y han hecho de Polonia el principal productor de carbón de la Unión Europea. Medio millón de trabajadores dependen de esta industria, incluidos más de 80.000 mineros.

Marcin Lichota, de 45 años, ha estado extrayendo carbón durante la última década. Y como muchos otros mineros, está preocupado por su futuro ya que el gobierno ha prometido cerrar todas las minas del país de aqui a 2049.

"Todos tienen miedo y se preguntan si podrán seguir trabajando aqui hasta la jubilación. A todos les gustaría saber qué va a pasar para poder hacer planes y construir un futuro. Quieren dejar de sentirse amenazados año tras año, como hasta ahora, temiendo que las minas cierren, preguntándose qué va a pasar después", explica.

La Unión Europea está presionando a Polonia para que tome medidas y reduzca drásticamente la producción de carbón. Y esta presión podría intensificarse con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, con una agenda más ecológica que la de su predecesor.

Pero el líder sindical Boguslaw Hutekeste cree que el relevo al frente de la presidencia estadounidense es sobretodo simbólico y tendrán pocos efectos prácticos. "En cierto modo, nos sentimos mejor y nos gustó cuando Donald Trump dijo claramente que debíamos preservar el carbón. Sin embargo, ni Trump ni Biden cambiarán los objetivos de la UE de reducir las emisiones de CO2 en un 55% de aqui a 2030 y de ser climáticamente neutros en 2050", afirma este miembro de Solidarnosc.

La dependencia de Polonia del carbón tiene un coste. Las centrales eléctricas a base de carbón, que generan el 75% de la electricidad, y también la calefacción son una fuente de contaminación atmosférica y de degradación del medio ambiente. 33 de las 50 ciudades más contaminadas de la UE se encuentran en Polonia.

Y los activistas confían en que la nueva administración estadounidense les ayude a cambiar esto. "Será muy importante para mejorar la política climática polaca, ser mucho más ambiciosos y alcanzar más rápidamente los objetivos del acuerdo de París", dice Patryk Bialas.

Algunos analistas apuntan que la influencia de Biden en la política polaca dependerá de su capacidad para colaborar con el partido gubernamental Ley y Justicia. Un partido al que acusó públicamente de socavar el Estado de derecho.

"Ya ven lo que está sucediendo, desde Bielorrusia hasta Polonia pasando por Hungría, están surgiendo regímenes totalitarios en el mundo", afirmó Biden.

Tomasz Pugacewicz, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Jagiellonian, espera que la administración de Biden sea más crítica. "Quizás al principio usarán los canales diplomáticos para tratar de influir en el gobierno polaco, pero si esto falla, podrían pasar a las declaraciones públicas para presionar al actual gobierno", comenta.

Estados Unidos también también tiene otras motivaciones para desear que Polonia deje el carbón. Varsovia parece interesada en implantar centrales nucleares de tecnología estadounidense.

Esto, combinado con los objetivos de neutralidad climática de la UE, significará casi con certeza el fin del carbón polaco antes de mediados de siglo.

Pero para que la transición sea un éxito, no se pueden olvidar los miles de puestos de trabajo que están en juego.