Última hora
This content is not available in your region

El proceso de vacunación, la nueva cuestión geopolítica

euronews_icons_loading
El proceso de vacunación, la nueva cuestión geopolítica
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

La vacunación en la Unión Europea avanza a pasos más lentos que en sus países vecinos.

Por ello, Hungría, para aumentar el ritmo, ha decidido seguir a Serbia, que no es país miembro, en la aprobación de la entrega de la vacuna china SinoPharm y de la rusa Sputnik V. La revista médica británica Lancet ha anunciado que la vacuna rusa tiene una eficacia superior al 91%, pero la estrategia de la Unión Europea en materia de vacunas exige que sólo se hagan negocios con empresas farmacéuticas que tengan capacidad de producción dentro del bloque. Tanto China como Rusia producen sus vacunas en centros de producción localizados en su territorio.

"Depende mucho de la capacidad de producción de la empresa en cuestión, y de su capacidad para obtener una evaluación positiva de la Agencia Europea de Medicamentos etc. Así que creemos que por el momento estamos muy bien asesorados y podemos centrarnos en la aplicación de la estrategia que tenemos en marcha y conseguir las entregas que se supone que tenemos que conseguir", ha declarado Eric Mamer, Portavoz Jefe de la Comisión Europea.

Ante la desesperación de unas dosis que no llegan, ahora incluso el Ministro de Sanidad alemán ha insinuado que podrían estar abiertos a hacer negocios con Moscú o Pekín. Según los expertos, las vacunas se están convirtiendo en una moneda de cambio geopolítica para ganarse el favor y la influencia de los países vecinos de la Unión Europea.

"No hay que olvidar que se están dando campañas de desinformación por parte de los chinos y de los rusos que arremeten contra pfizer, queriendo llamar la atención sobre los posibles efectos secundarios de la vacuna de esta farmacéutica. Así que nos encontramos con una lucha por la cuestión de la integridad y la eficacia de las dosis", señala la investigadora del German Marshall Fund, Kristine Berzina.

La UE tiene tres vacunas aprobadas para su uso y sigue luchando por conseguir la cantidad de dosis que habían acordado.