Última hora
This content is not available in your region

México | Doce policías detenidos por la masacre de migrantes

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Los doce policías detenidos en México en relación con la matanza
Los doce policías detenidos en México en relación con la matanza   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

La investigación sobre la masacre de migrantes en el norte de México avanza. Doce policías estatales mexicanos han sido detenidos por su presunta vinculación con el asesinato de 19 personas, migrantes en su mayoría, cuyos cuerpos calcinados aparecieron dentro de una furgoneta cerca de la frontera estadounidense.

El fiscal general de Tamaulipas, Irvin Barrios, anunció las detenciones. "En los hechos del referido 22 de enero participaron al menos 12 elementos de la Policía estatal, por lo que se solicitó y se obtuvo por parte de un juez de control en el estado orden de aprehensión en su contra".

El fiscal no aclaró si creen que los policías perpetraron los asesinatos o los encubrieron. Además de los agentes estatales, está en el punto de mira el Instituto Nacional de Migración. Al menos ocho de sus funcionarios han sido cesados y denunciados por su relación con el caso.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, prometió que llegarán al fondo del asunto.

"Desde luego, estas violaciones a los Derechos Humanos de los migrantes son absolutamente inaceptables (...) __Tenemos que tener, como en este caso, las investigaciones de la CNDH (Comisión Nacional de los Derechos Humanos) para proceder en consecuencia, no para deslindar responsabilidades, (sino) para imputar conductas irregulares", dijo la ministra.

La investigación apunta a que las 19 personas fueron asesinadas a tiros, antes de que sus cadáveres fueran calcinados dentro de una furgoneta que apareció en el municipio de Camargo, cerca de la frontera con Texas.

Guatemala reclama justicia, las familias lloran a los desaparecidos

Familias guatemaltecas, principalmente del oeste indígena, creen que entre las víctimas de la matanza podrían estar al menos una docena de sus allegados que trataban de entrar en Estados Unidos con ayuda de traficantes de personas. Análisis de ADN ya han permitido identificar los cuerpos de dos guatemaltecos y dos mexicanos.

El Gobierno de Guatemala pide que caiga todo el peso de la ley sobre los responsables de la masacre.