Myanmar vive su protesta más multitudinaria contra el golpe de Estado pese a los cortes de Internet

Myanmar vive su protesta más multitudinaria contra el golpe de Estado pese a los cortes de Internet
Derechos de autor AP/AP
Por Euronews con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los cortes de Internet en un intento de silenciar la creciente disidencia popular no han impedido que los birmanos se organizaran para manifestarse con los colores de la Liga Nacional para la Democracia, el partido de Aung San Suu Kyi

PUBLICIDAD

Se intensifican las protestas en Myanmar. Varios miles de personas salieron el sábado a las calles de Rangún con los colores de la Liga Nacional para la Democracia, el partido de Aung San Suu Kyi, que fue detenida el lunes. Se trata de la mayor concentración desde el golpe militar contra el Gobierno de la Premio Nobel, escudado en el supuesto fraude en las elecciones parlamentarias de noviembre.

Los cortes de Internet que bloquean el acceso a redes sociales como Twitter e Instagram, en un intento de silenciar la creciente disidencia popular, no han impedido que los birmanos se organizaran para manifestarse.

El enviado especial de la ONU para Birmania ha hablado con los militares. Les pidió que pusieran fin al golpe de Estado y que liberaran a los detenidos. Pero el Consejo de Seguridad no condenó formalmente el golpe en su declaración conjunta, por la oposición de China y Rusia. 

Queda la baza de las sanciones, con las que amenazan la Unión Europea y Estados Unidos, aunque todavía no se haya tomado ninguna decisión, casi una semana después del golpe de Estado que puso fin a diez años de experimento democrático en el país.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Birmania, el día después del golpe de Estado. Biden amenaza con sanciones

Más de 100 muertos en un bombardeo de la Junta Militar de Birmania contra la oposición

Birmania: la junta celebra el Día de las Fuerzas Armadas bajo la sombra de las sanciones de EE. UU.