This content is not available in your region

La UE y EE.UU. condenan "enérgicamente" el golpe de Estado militar en Birmania

Access to the comments Comentarios
Por Ana Buil Demur  con EFE
euronews_icons_loading
La UE y EE.UU. condenan "enérgicamente" el golpe de Estado militar en Birmania
Derechos de autor  Andrew Nachemson/AP

La Unión Europea y Estados Unidos condenan "enérgicamente" el golpe de Estado militar en Birmania.

El golpe comenzaba con la detención de la jefa de facto del Gobierno, Aung San Suu Kyi, del presidente birmano, varios ministros y presidentes regionales. También fueron arrestados activistas, escritores, cantantes y directores de cine.

A ambos lados del Atlántico, se pide el restablecimiento del Gobierno civil y la liberación de los detenidos.

Un tono diferente el utilizado por China, que insta a las partes a resolver sus diferencias, en el marco de la legalidad.

"Hemos tomado nota de lo sucedido en Birmania, y ahora estamos viendo a fondo la situación. China es un vecino amigo de Birmania. Esperamos que todas las partes allí manejen adecuadamente sus diferencias en el marco constitucional y legal y mantengan la estabilidad política y social", señala Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Acusación de fraude

El golpe se ha producido justo antes de que el nuevo Parlamento echara a andar. Los militares lo justifican acusando al Ejecutivo de cometer fraude en las elecciones de noviembre, en las que el partido de Suu Kyi arrasó, con el 83% de los votos. Acusación que rechazan la Comisión Electoral y los observadores internacionales.

En las calles de Rangún, la mayor ciudad birmana, unos salieron a apoyar a los militares, otros lamentan lo ocurrido.

"Tenemos muchas luchas en este momento, por la comida, por la vida en general, por la salud... La gente se enfrenta al problema de la COVID y ahora tenemos un golpe. Estábamos a punto de estar bien y ahora pasa esto... ¿Qué tenemos que hacer para sobrevivir?", se pregunta Lei Lei Win, vecina de Rangún.

Hubo cortes de teléfono e Internet y apagones en los medios de comunicación, muchos cajeros se quedaron sin dinero y se ha cerrado el espacio aéreo, hasta el 31 de mayo.