Última hora
This content is not available in your region

COVID-19: Por qué el Reino Unido está ganando la carrera por las vacunas en Europa

Por euronews con AP
El ministro de Sanidad británico Matt Hancock durante una rueda de prensa
El ministro de Sanidad británico Matt Hancock durante una rueda de prensa   -   Derechos de autor  Chris J Ratcliffe/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El enviado especial de la Organización Mundial de la Salud para la COVID-19 ha pedido al Reino Unido que entregue las vacunas a otros países una vez que hayan sido inoculados los grupos prioritarios.

"Creo que deberíamos", dijo el domingo el Dr. David Nabarro, de nacionalidad británica, al ser preguntado por lo que debería ocurrir una vez que se haya vacunado a los grupos de mayor riesgo y a los mayores de 50 años.

"Es realmente una cuestión de lo que tiene sentido económicamente, de lo que tiene sentido para la sociedad y de cómo querremos que nos recuerden dentro de 10 o 20 años", declaró a Sky News.

Las cifras del gobierno actualizadas el sábado mostraban que más de 11,4 millones de personas en el Reino Unido habían recibido una primera dosis de vacunación, mientras que más de medio millón se habían vacunado también por segunda vez.

El Ministro de Vacunas, Nadhim Zahawi, dijo que en un momento dado el sábado, los trabajadores de los servicios de salud estaban administrando las vacunas a un ritmo de casi 1.000 por minuto.

El Reino Unido pretende administrar la primera dosis a todos los mayores de 70 años y a los trabajadores sanitarios de primera línea antes del 15 de febrero.

Los miembros de la UE reciben las primeras dosis de AstraZeneca

Mientras el Reino Unido reflexiona sobre un posible excedente de vacunas, muchas personas en el resto de Europa se preguntan cuándo van a recibir sus primeras dosis.

El domingo, España se convirtió en el último país en confirmar que había recibido sus primeras dosis de la vacuna COVID-19 de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que se distribuirá a partir del lunes.

Bulgaria comenzó a inyectar sus primeras dosis después de que el país recibiera 28.800 dosis el sábado. El país balcánico, de siete millones de habitantes, apostó fuertemente por la vacuna de AstraZeneca, que es relativamente barata y fácil de almacenar y utilizar.

Otros Estados de la UE -Francia, Italia, Austria, Hungría y la República Checa- recibieron sus primeros envíos el sábado.

De este modo, Francia cuenta con una tercera vacuna, después de las de Pfizer-BionTech y Moderna, y contribuye a reforzar la promesa del presidente Macron de que todos los franceses que lo deseen estarán vacunados a finales del verano. Hasta ahora, se han inoculado alrededor de 1,8 millones de personas.

En Alemania, donde se han vacunado 2,1 millones de personas, los primeros lotes de la vacuna recién autorizada por AstraZeneca debían entregarse el viernes en los 16 estados del país.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, afirmó que la incorporación de una tercera vacuna "marcará una verdadera diferencia" en la campaña de inmunización de Alemania, que, como en el resto de Europa, ha sido hasta ahora lenta en comparación con la de Estados Unidos o Gran Bretaña.

Hungría desespera y se desmarca acudiendo a la vacuna rusa Sputnik V.

Cómo se ha adelantado el Reino Unido...

El Reino Unido ha conseguido evitar algunos de los problemas de suministro de vacunas a los que se ha enfrentado la UE a 27 países, como cuando AstraZeneca anunció que había tenido un problema de producción.

Mientras el gobierno británico invirtió de forma agresiva y temprana en la vacunación contra el coronavirus, la UE ha adoptado un enfoque más lento y cauteloso.

En el caso de las vacunas Oxford-AstraZeneca y Pfizer-BionTech, el Reino Unido anunció los acuerdos más de tres meses antes que la UE. También en el caso de otras vacunas, la UE ha hecho el pedido más tarde que el Reino Unido o sigue negociando.

Cuando el mes pasado la UE se entróp en conflicto abierto con AstraZeneca por un enorme déficit en los suministros previstos, su director general, Pascal Soriot, señaló que "el contrato con el Reino Unido se firmó tres meses antes que el acuerdo europeo sobre vacunas. Así que con el Reino Unido hemos tenido tres meses más para solucionar todos los problemas".

Todo ello en plena tensión por las primeras semanas de aplicación del Brexit. Para el Reino Unido era importante presentarlo como una ventaja de haber salido de la Unión Europea.

En septiembre, el Reino Unido también hizo un pedido de millones de dosis de otra vacuna candidata a la empresa farmacéutica francesa Valneva. Este mes ha hecho otro pedido.

A pesar de las conversaciones exploratorias, hasta la fecha no se ha firmado ningún contrato con la UE. El presidente de Valneva, Franck Grimaud, dijo a la AP que Gran Bretaña recibirá antes las dosis de la vacuna porque firmó primero.

...Y por qué se ha retrasado la UE

La Comisión Europea, que se encargó de la adquisición de vacunas para el bloque, consiguió precios competitivos, pero le llevó tiempo, y la diferencia de unos pocos meses le ha costado cara.

La UE también fue más lenta a la hora de aprobar las vacunas, ya que, para dar una mayor confianza al público optó por un proceso más largo, la aprobación condicional de puesta en el mercado, que implica un mayor escrutinio de las vacunas por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), en lugar de una autorización de emergencia, una decisión que aún defiende.

Así, Gran Bretaña comenzó a administrar las vacunas el 8 de diciembre, mientras que la UE no se puso en marcha hasta el 27 de diciembre. Desde entonces no ha recuperado el retraso.

Sin embargo, el enfoque de la UE puede haber evitado otros problemas. Sin una estrategia conjunta, los países más pequeños y pobres de la UE podrían haber tenido dificultades para conseguir y pagar las vacunas. Con las fronteras abiertas, los enfoques nacionales divergentes podrían haber llevado al caos.

A pesar del lento comienzo, la promesa de la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, de vacunar al 70% de los adultos del bloque para finales del verano, sigue en pie.

Algunos países de la UE siguen siendo cautelosos con AstraZeneca

Francia, Alemania y Suecia han decidido que, por ahora, sólo administrarán la vacuna de AstraZeneca a personas de entre 18 y 64 años, debido a la falta de datos sobre grupos de mayor edad. Bélgica ha ido más allá y ha restringido su uso a los menores de 55 años, aunque esto signifique que habrá que cambiar los planes de vacunación cuidadosamente establecidos.

Todo ello a pesar de que la prudente EMA aprobó el uso de la vacuna de AstraZeneca en la UE para todos los adultos.

David Nabarro, de la OMS, también elogió la "valentía" del Reino Unido al ampliar los intervalos entre las dosis de la vacuna, lo que, según él, "parece estar asociado a una protección aún mayor".

La semana pasada, el jefe de sanidad británico alabó un nuevo estudio que sugiere que una sola dosis de la vacuna de AstraZeneca ofrece una fuerte protección durante 12 semanas contra el virus, afirmando que eso apoya la muy debatida estrategia del gobierno de retrasar la segunda inyección.

Algunos países europeos han estado reteniendo dosis para asegurarse de que los pacientes puedan recibir una segunda inyección dentro del período de tiempo originalmente recomendado más corto, negando así una primera inyección para otros.

Aunque sea el campeón de las vacunas el Reino Unido saca malas notas en gestión de la pandemia ya que el país de 67 millones de habitantes ha sufrido 112.000 muertes por coronavirus, la cifra más alta de Europa.

Las autoridades sanitarias británicas están tratando de contener la propagación de la variante identificada por primera vez en Sudáfrica, en medio de la preocupación de que sea más contagiosa o resistente a las vacunas existentes.

La amplia circulación del virus ha llevado a identificar una variante llamada británica, que se considera mucho más contagiosa aunque no peligrosa.

Advertencia de la OMS sobre el nacionalismo de las vacunas

El enviado especial de la Organización Mundial de la Salud para la COVID-19 también afirmó el domingo que el mundo necesita tener un acceso igualitario a las vacunas contra el coronavirus, e instó a los países más ricos a dejar atrás el nacionalismo vacunal.

El Dr. David Nabarro declaró a Sky News que la prioridad es vacunar primero a quienes son vulnerables al virus, especialmente a los trabajadores sanitarios y a los ancianos de todo el mundo, en lugar de aspirar a inocular a las distintas naciones.

"El mundo debería acceder a estas vacunas de forma equitativa", dijo David Nabarro, de la OMS, y añadió que ésta era la única forma de hacer frente a una pandemia mundial.

"Tengo muchas esperanzas de que los líderes mundiales se den cuenta en las próximas semanas de que el hecho de que unos pocos países vacunen a mucha gente, y que los países más pobres tengan vacunas muy limitadas, no es realmente la forma de avanzar, ni económica, ni social, ni ambientalmente, ni mucho menos moralmente".