Última hora
This content is not available in your region

El mundo del esquí, una industria en agonía

Access to the comments Comentarios
Por Ana Buil Demur con AFP
euronews_icons_loading
El mundo del esquí, una industria en agonía
Derechos de autor  MIGUEL MEDINA / AFP
Tamaño de texto Aa Aa

La crisis del esquí no afecta solo a las estaciones, sino a toda una industria.

Visitamos un almacén de un fabricante de remontes en los Alpes franceses. Las existencias están casi intactas: las ventas se han desplomado por la pandemia.

"Y de estas 600 perchas, todavía hay 588 en 'stock'. Solo hemos recibido 12 pedidos de perchas este año. Es ridículo...", lamenta Gilles Kraan, director general de G.M.M. (Gimar Montaz Mautino).

La facturación anual esperada era de 600.000 euros; este año ha sido de 66.000. La empresa pide ayuda.

"Las estaciones, en general, si Europa lo acepta, serán indemnizadas, ayudadas. Lo correcto sería que nosotros, que dependemos al 100% de esta actividad, podamos beneficiarnos de las mismas ayudas", dice Gilles Kraan, director general de G.M.M. (Gimar Montaz Mautino).

La situación es igual de dramática para los fabricantes de esquís.

Esta temporada, las ventas de Rossignol en Francia han bajado un 40% respecto a la temporada anterior, que fue casi normal. Pero lo peor está por venir. Se estima que las ventas para la próxima temporada caerán hasta un 70%.

"La dificultad está presente hoy en esta temporada, ya que las tiendas no alquilan esquís y venden muy pocos, pero para nosotros, los proveedores, que siempre trabajamos con una temporada de antelación, el problema será la temporada que viene", explica Bruno Cercley, presidente del grupo Rossignol.

Los únicos que se benefician de esta situación son los cazadores de gangas. Esta temporada, muchas tiendas de esquí tienen en oferta todos sus productos, esperando vaciar un poco sus estanterías mientras llegan tiempos mejores.