Última hora
This content is not available in your region

Bilbiotecas cerradas en Budapest, pero los libros llegan igual a los lectores

euronews_icons_loading
Bilbiotecas cerradas en Budapest, pero los libros llegan igual a los lectores
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Las bibliotecas húngaras están cerradas desde hace 4 meses a causa de la pandemia. Pero Biblioteca Metropolitana Ervin Szabó, la mayor biblioteca de Budapest, sigue dando un servicio de puertas afuera, en puntos de intercambio de libros.

Ferenc Farkas, jefe del departamento de servicio de lectura de la Biblioteca Metropolitana Ervin Szabó, explica el dispositivo:

"Desde el pasado miércoles, 5.500 personas tomaron un libro en préstamo, se inscribieron como socios o renovaron su alquiler en los puntos de intercambio. Recibimos a nuestros lectores en 44 lugares diferentes de Budapest, no sólo en la biblioteca central."

Los lectores tienen que reservar los libros con antelación. Una vez devueltos, cada libro pasa una cuarentena de 72 horas. Para algunos, este servicio sólo sirve para entretenerse. Otros dependen de las bibliotecas para su trabajo o sus estudios.

"Estoy escribiendo mi tesis, así que me alegré mucho cuando por fin me enteré de esto. Tengo un tema que no es realmente accesible en las bases de datos en línea".- dice una estudiante.

En 2019 la Biblioteca Metropolitana Ervin Szabó tenía 280 mil socios. El edificio central acogía a veces a 5 mil personas al día. Este nuevo método es una mejora, pero algunos servicios aún no están disponibles debido a las restricciones contra el coronavirus.

Ádam Magyar, del servicio húngaro de Euronews:

"Hay más de tres millones de documentos en la biblioteca, pero un millón sólo es accesible dentro del edificio. Estarán disponibles cuando la biblioteca pueda abrir por fin sus puertas".

La Biblioteca Nacional de Literatura Extranjera introdujo un servicio similar en noviembre. Frecuentada por estudiantes e investigadores de humanidades, dispone de ejemplares en casi 160 idiomas .

Anna Mária Papp, es su directora:

"Hemos recibido muchos comentarios positivos. Sobre todo en persona, pero incluso hemos recibido una carta de agradecimiento por este servicio. Esa persona recibió el libro que realmente quería".

La hermosa sala de lectura de la biblioteca sigue completamente vacía a la espera de que los amantes de los libros puedan volver.

Fuentes adicionales • Euronews servicio húngaro