Los niños, invitados de honor en la Feria del Libro de Leipzig

Foto:
Foto: Derechos de autor Captura de vídeo de AP
Derechos de autor Captura de vídeo de AP
Por Foto:
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Este año, Países Bajos y Flandes, invitados a la Feria del Libro de Leipzig 2024, se presentan como un espacio lingüístico y cultural común.

PUBLICIDAD

La segunda feria del libro más grande de Alemania, después de la de Frankfurt, abrió sus puertas esta semana.

"Quien abre un libro calla al mundo" según el clásico. Las historias de amor modernas están tan de moda como los libros lujosamente diseñados que atraen  los bibliófilos. A menudo se utilizan como accesorios en Internet, como explica el director de Editorial Loewe, Christoph Gondrom: “También se están utilizando como objetos decorativos para Instagram o TikTok.

Especialmente libros, con cortes de colores opulentos. Es imprescindible, ya que todos estamos activos en TikTok. Y allí también quieren presentar sus estanterías de libros y su propia personalidad”.

Protesta contra Israel, manga y cómics

Pero la feria ha dado para mucho más. En el recinto ferial de la Feria del Libro de Leipzig también se celebra otra de cómics y manga, así como de libros antiguos y de segunda mano.

En la ceremonia de inauguración del miércoles por la noche se entregó el Premio del Libro de Leipzig para el Entendimiento Europeo 2024 al filósofo germano-israelí Omri Boehm: "Mis amigos palestinos saben que cualquiera que llame autodefensa a lo que mi país está haciendo ahora en Gaza está llenando de vergüenza mi identidad, la judía y la israelí".

De nacionalidad alemana e israelí, vive en Estados Unidos., donde es profesor asociado de Filosofía en The New School for Social Research de Nueva York desde 2010. Los organizadores esperan 300.000 visitantes en la feria del libro de Leipzig.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La Feria del Libro de Fráncfort abre sus puertas eclipsada por las guerras en Gaza y Ucrania

Las casetas de libros del Sena en París no quieren desaparecer durante los Juegos Olímpicos

Bilbiotecas cerradas en Budapest, pero los libros llegan igual a los lectores