Última hora
This content is not available in your region

El cierre de gimnasios y piscinas limita los entrenamientos de los niños con discapacidades

euronews_icons_loading
El cierre de gimnasios y piscinas limita los entrenamientos de los niños con discapacidades
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Kende es una de las víctimas de la pandemia, pero la historia de niños como él rara vez aparece en las noticias. Su sistema nervioso no es completamente funcional. Necesita un entrenamiento especial para su desarrollo debido a su hiperactividad. Pero su familia no puede permitírselo, ha encontrado la alternativa de las clases de natación que lo ha ayudado considerablemente. No obstante desde noviembre estas clases no están disponible debido a la pandemia.

"Es menos manejable. Está nervioso y tiene problemas para dormir. Siempre está dando vueltas. Salimos a correr y a pasear, y vamos al parque infantil, pero no conseguíamos que se cansara. Simplemente no podíamos", explica Noémi Kisék, madre de Kende, a Euronews.

Ellos viven en Hungría, donde el Gobierno ordenó que sólo los atletas profesionales pueden acudir a las instalaciones deportivas durante la pandemia. Muchas personas se saltan esta norma comprando una licencia por unos pocos euros. Pero los niños con discapacidades han quedado desamparados. Cientos, si no miles, llevan meses sin la formación necesaria.

"Al principio, nos dijeron que podría haber clases de natación de nuevo a partir de enero. Les pregunté en enero y me dijeron que quizá en marzo, pero todavía es incierto", agrega Kisék.

Para algunos, la formación impartida en sus casas puede ser de ayuda. Incluso hay formadores que organizan sesiones online. La entrenadora Eniko Sólyom, que ayuda a los discapacitados visuales, considera que la formación es aún más importante para ellos que para las demás personas.

"Puedes imaginar que si una persona sana pierde mucho en fuerza muscular y resistencia en sólo tres semanas, para alguien que parte de una discapacidad es muy importante tener acceso a estas oportunidades. Para poder entrenar y participar en los programas", nos dice Sólyom.

Métodos como el entrenamiento en línea sólo pueden ayudar a una parte de los niños con necesidades especiales. El resto tendrá que esperar a que los gimnasios y las piscinas vuelvan a abrir sus puertas.