Última hora
This content is not available in your region

República Democrática del Congo acusa a un grupo insurgente del asesinato del embajador italiano

Por Juan Carlos De Santos Pascual con EFE
euronews_icons_loading
Investigación del asesinato del embajador italiano en República Democrática del Congo
Investigación del asesinato del embajador italiano en República Democrática del Congo   -   Derechos de autor  Justin Kabumba/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Continúa la investigación sobre el asesinato del embajador italiano, su conductor y su agente de seguridad en la República Democrática del Congo.

Además, sigue la búsqueda de 3 de las 4 personas que habían sido secuestradas. Una de ellas ha podido ser liberada por el Ejército que sigue recabando pruebas y testimonios como el de este testigo: "Consiguieron disparar al embajador, pegaron un tiro mortal al conductor y otro al agente de seguridad del embajador que también murió en el acto. De repente las Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo acudieron al lugar, consiguieron socorrer al embajador y llevarlo a Goma donde ingresó en la unidad de cuidados intensivos"

En el ataque contra el convoy de la ONU, Vittorio Iacovacci y Luca Attanasio habrían sido asesinados por un grupo de insurgentes hutu. El gobierno del país ha acusado a las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda.

En un comunicado, el ministro congoleño del Interior, Aristide Bulakali Mululunganya, señaló que el convoy "fue víctima del ataque armado de elementos de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR)", un grupo insurgente hutu que opera en la zona.

El incidente ocurrió en Kibumba, a 25 kilómetros al noreste de Goma, en una zona situada en la frontera entre la RDC, Ruanda y Uganda, en la que operan varios grupos armados.

Las FDLR están conformadas por hutus que huyeron de la persecución del Gobierno ruandés en represalia por el genocidio de 1994 contra los tutsis y que fueron acogidos en el país entonces llamado Zaire (hoy RDC), gobernado por el dictador Mobutu Sésé Seko.

Ese grupo está integrado por miembros del antiguo Ejército ruandés y de la milicia hutu ruandesa Interahamwe, y siembra el terror entre la población civil de la zona oriental congoleña, rica en minerales y recursos naturales

El noreste de la RDC lleva años sumida en un largo conflicto alimentado por decenas de grupos armados rebeldes nacionales y extranjeros, pese a la presencia del Ejército congoleño y las fuerzas de la Misión de la ONU en el país (MONUSCO), que tiene desplegados más de 15.000.