Última hora
This content is not available in your region

El plan de la UE para terminar con la brecha salarial de género

euronews_icons_loading
El plan de la UE para terminar con la brecha salarial de género
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Si eres una mujer trabajadora en la UE ganas, por término medio, casi un 15 % menos que un hombre, a menudo, por el mismo trabajo. La pandemia ha dejado claras estas desigualdades de género; las mujeres asumen la mayor parte del cuidado de los niños, no remunerado, y son las que más riesgo corren perder sus puestos de trabajo. Alemania es uno de los países en los que existe una de las mayores diferencias salariales de Europa.

©
Euronews©

-Lo mucho que pierden las mujeres-

Por cada euro que gana un hombre, una mujer gana, de media, 86 céntimos de euro. ¿Cómo ocurre esto? Las mujeres asumen la mayor parte del cuidado de los niños, por lo que suelen reducir su jornada laboral. Un tercio de las mujeres de la UE trabaja a tiempo parcial, frente al 8 % de los hombres. Esto hace más difícil que puedan ascender en sus carreras.

También hay más mujeres en los sectores peor pagados, como el de los 'cuidados' y el de la educación. En los altos puestos de dirección, ganan casi una cuarta parte menos que los hombres. En la UE, solamente el 10% de los directores generales de grandes empresas son mujeres. Todo ello contribuye a una brecha en las pensiones, aún mayor; en torno al 30 %.

©
Euronews©

El pilar europeo de derechos sociales establece la necesidad de la igualdad de género. Para tratar de terminar con la brecha salarial de género, la Comisión Europea está introduciendo la transparencia salarial; las empresas estarán obligadas, legalmente, a publicar cuánto pagan a sus trabajadores. Este instrumento también reclama el equilibrio entre la vida laboral y la personal, con el derecho a un equilibrio justo del permiso parental y un trabajo más flexible. Esto ha sido adoptado en la legislación de la UE y los Estados miembros deben incorporarlo a su legislación nacional antes de 2022.

Uno de los principales factores que frenan a las mujeres, en el trabajo, es conciliar la vida laboral y familiar. La periodista de Euronews, Fanny Gauret, ha viajado a Alemania para ver cómo se las arreglan algunas mujeres.

A pesar de contra con una jefa de Gobierno y una tasa de empleo femenino, similar, Alemania está por detrás de sus 'vecinos' en cuanto a igualdad de género en el trabajo. ¿Cómo es la situación de las mujeres que participan en el mercado laboral alemán? Dos de ellas comparten su experiencia con Fanny Gauret, una de las reporteras del equipo de Real Economy. Nadine Epplen es abogada y representa a mujeres con trabajos precarios en el sector de la hostelería.

©
Euronews©

"El problema es que, aunque los contratos de trabajo se hagan sobre la base de 40 horas semanales, el empresario puede asignar las horas en cualquier momento. Y, por supuesto, las mujeres que tienen hijos no pueden garantizar su disponibilidad. Veo problemas como el despido y la bajada de su categoría profesional, porque no son tan flexibles", declara la abogada Nadine Epplen.

La pandemia agrava los problemas relacionados con el reparto de las tareas familiares. Como Nadine, y muchas de sus clientas, casi la mitad de las mujeres alemanas trabaja a tiempo parcial para atender a sus familias; mucho más que la media europea.

©
Euronews©

"Tengo dos hijos y también tengo que encargarme de ellos porque no tenemos familiares en Berlín. Preferiría trabajar a tiempo completo pero eso no es compatible con el cuidado de los niños. Porque los horarios de la guardería y de la escuela no siempre coinciden con mi horario de trabajo", añade Epplen.

Para mejorar la representación de las mujeres en el mercado laboral, Alemania, al igual que otros países de la UE, tiene hasta 2022 para aplicar la directiva europea sobre la conciliación de la vida laboral y familiar, que prevé un mejor acceso al permiso parental y más flexibilidad en el trabajo.

Según la economista Katharina Wrolich, hay que mejorar los impuestos sobre la renta conjunta y el acceso a las oportunidades profesionales, para ambos progenitores.

©
Euronews©

"En Alemania, lo que podemos observar es que hay una nueva norma imperante. Se ha pasado de un modelo de familia con un solo perceptor de ingresos, a un modelo de familia de uno y medio. Alemania todavía tiene que hacer muchos esfuerzos para mejorar el acceso a las guarderías y su calidad. Y, también, en cuanto a los horarios de apertura", afirma Katharina Wrohlich, directora del Grupo de Investigación sobre Economía de Género, DIW.

En materia de igualdad, Alemania obtiene buenos resultados en el número de mujeres que forman parte de los consejos de administración de las empresas que cotizan en bolsa, con un 36 % de participación femenina. Para acercarse a la paridad, en esta área, el país está en proceso de imponer cuotas. Preguntamos a Hiltrud Werner, única mujer miembro del consejo de administración de Volkswagen, qué opina.

"Incluso quienes están en contra de las cuotas admiten que este proceso recibe, ahora, un impulso. Personalmente, lo acojo con satisfacción, ya que ayudará a no pasar por alto a personas con altas cualificaciones, solamente, por prejuicios", señala Hiltrud Werner.

El camino de muchas mujeres, hacia la cima, no siempre ha sido fácil.

©
Euronews©

"Es muy, muy individual, y tiene su precio. Así, que tuve que hacer concesiones para ello. Por eso, hay que saber lo que se quiere", añade Werner, miembro del Consejo de Administración de Volkswagen, responsable de Integridad y Asuntos Jurídicos.

La esperanza es que, en el futuro, las mujeres no tengan que hacer las mismas concesiones para llegar a la cima.

¿Cómo se encuentran los países de la UE con respecto a esa barrera?, se pregunta Naomi Lloyd, periodista de Euronews y productora de Real Economy. Al ritmo actual, Alemania no verá cerrada la brecha salarial hasta el próximo siglo. Y, en Francia, podrían pasar más de mil años antes de lograrlo.

Algunos países están preparados para alcanzar la igualdad salarial en esta década; Bélgica es uno de los que lleva la delantera. En Bruselas, Naomy se encuentra con Esther Lynch, secretaria general adjunta de la Confederación Europea de Sindicatos.

"Queremos una mejor legislación sobre el trabajo de igual valor. La semana pasada, hablé con un sindicato y me dijeron que el jefe de compras cobraba un 30 % más que el jefe de recursos humanos. Y, cuando se analiza el contenido de ese trabajo, la cantidad de habilidades que se requieren, la cantidad de formación que la persona tiene que tener, la responsabilidad... no había ninguna diferencia. Pero, por supuesto, el jefe de recursos humanos era una mujer y el jefe de compras era un hombre; procedían de un sector predominantemente femenino y, otro, predominantemente masculino", declara Esther Lynch, secretaria general adjunta de la CES.

©
Euronews©

¿Cómo cree que ayuda esta directiva sobre la transparencia salarial?

"La brecha salarial se debe, en gran medida, al trabajo que realizan las mujeres y a que, eso, se considera una justificación para que se les pague menos. Por ello, una de las características clave que queremos ver en esta directiva es la disposición que pondrá fin al secreto salarial. Y, esta es una medida realmente importante porque todas las mujeres trabajan al lado de sus colegas, a menudo durante décadas, y suponen que tienen el mismo salario; un salario igual. Luego se descubre, a veces en la jubilación o a veces debido a una noticia, que quien creías que hacía el mismo trabajo que tú y recibía el mismo salario, en realidad, está cobrando muchísimo más. La otra cosa importante es que hay que prohibir las cláusulas de confidencialidad salarial en los contratos de trabajo", añade Lynch.

Bélgica es uno de los países europeos que lidera la lucha contra la brecha salarial. ¿Por qué lo está haciendo tan bien?

"Lo que veo en Bélgica, muy diferente de lo que hay en otros lugares, es la cantidad de trabajadores afiliados a un sindicato. Hay personas que confían en que, cuando plantean cuestiones, cuando se quejan, no se les va a tomar el pelo, no se les va a victimizar y no se les va a expulsar de la empresa por ser personas problemáticas. Creo que, una de las cosas que tiene que asegurar esta directiva es no dar por sentado que, solamente, porque la gente tenga la información, podrá usarla sino que, lo que tiene que haber, son sólidas salvaguardias", concluye Esther Lynch, quien considera que, este, es un tema "importante", concluye la secretaria general adjunta de la CES.

-Enlaces útiles-

Comisión Europea: Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión

Diferencias salariales entre hombres y mujeres en Europa: datos y cifras

Confederación Europea de Sindicatos