Última hora
This content is not available in your region

Partidarios y detractores del primer ministro se manifiestan tras el intento de golpe de Estado

euronews_icons_loading
Manifestantes de la oposición en las calles de Ereván
Manifestantes de la oposición en las calles de Ereván   -   Derechos de autor  Hrant Khachatryan/PAN Photo/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El intento de golpe de Estado en Armenia denunciado por el primer ministro Nikol Pashinián, ha desenterrado las tensiones políticas en el país.

Tanto la cúpula militar como la oposición reclaman desde hace meses su dimisión. Critican su gestión del conflicto con Azerbaiyán por el control del territorio de Nagorno Karabaj.

La inestabilidad en Armenia preocupa en Washington.

"Por supuesto, estamos al tanto de los últimos acontecimientos en Armenia. Seguimos la situación con atención. Instamos a todas las partes a actuar con moderación para evitar cualquier escalada o acciones violentas. Recordarmos a todas las parte un principio democrático fundamental y es que las Fuerzas Armadas de los países no deberían intervenir en la política interna", ha explicado **el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price.**

También desde Naciones Unidas hacen un llamamiento a la calma.

"Nos preocupa lo que estamos viendo en Armenia. Es muy importante que ambas partes mantengan la calma. Pedimos contención, además emplazamos al diálogo inclusivo para desescalar tensiones y reconducir diferencias políticas. Algo que necesita hacerse con absoluto respeto a la Constitución y al proceso democrático", ha dicho el portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric.

También los partidarios de Pashinián han manifestado su apoyo al primer ministro, en unas calles en las que la tensión se palpa en el ambiente.

Por su parte, la Unión Europea (UE) ha pedido mantener "la calma" y evitar "cualquier retórica o acciones que puedan conducir a una mayor escalada".

Tanto Rusia como Turquía, dos de los grandes actores geopolíticos de la región, han hecho sendos llamamientos a la calma.

Desde Ankara, además se ha condenado "con firmeza" la amenaza del Ejército.

Fuentes adicionales • AFP