Última hora
This content is not available in your region

Moscú busca una paz permanente en Nagorno Karabaj

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
El presidente ruso, Vladímir Putin, habla con su homólogo azerbaiyano, Ilham Alíev, y con el primer ministro armenio, Nikol Pashinián
El presidente ruso, Vladímir Putin, habla con su homólogo azerbaiyano, Ilham Alíev, y con el primer ministro armenio, Nikol Pashinián   -   Derechos de autor  Mikhail Klimentyev/Sputnik
Tamaño de texto Aa Aa

La paz en Nagorno Karabaj "debe ser permanente". Con este propósito se ha reunido en el Kremlin el presidente ruso, Vladimir Putin, con su homólogo azerbaiyano, Ilham Aliev, y con el primer ministro armenio, Nikol Pashinián. Es la primera vez que Aliev y Pashinián se reúnen desde el alto el fuego que puso fin a 44 días de guerra entre sus respectivos países el pasado mes de noviembre. Vladímir Putin considera que la mediación rusa ha sido un éxito y ha sentado las bases para una solución definitiva:

"La situación en la región es tranquila. Hemos hecho mucho por el retorno seguro de los desplazados internos y los refugiados. Más de 48.000 personas han regresado a Karabakh desde el 14 de noviembre. Rusia ha mediado en el intercambio de prisioneros de guerra y cuerpos de víctimas", afirmaba Putin ante los dos mandatarios.

"Da confianza que el conflicto de Nagorno Karabaj haya pasado a la historia, como ha dicho Vladimir Vladimirovich (Vladimir Putin). Pensemos en el futuro, en cómo viviremos juntos como vecinos, cómo desbloquearemos las rutas de transporte y reforzaremos la estabilidad y la seguridad regional en el futuro", añadía Ilham Aliev.

"Desafortunadamente, este conflicto no se ha resuelto todavía. Por supuesto, hemos logrado asegurar un cese del fuego, pero todavía hay muchas cuestiones que deben ser resueltas. Una de ellas es el estatuto de Nagorno Karabaj", replicaba Nikol Pashinián.

Rusia mantiene desplegados unos 2.000 soldados en Nagorno Karabaj para garantizar que se cumplen los términos del alto el fuego, por el que este enclave armenio perdió parte de su territorio histórico y siete comarcas azeríes que ocupaba como cinturón de seguridad. El próximo objetivo de las conversaciones será restablecer las conexiones de tráfico en la región.

"Los dirigentes de Armenia y Azerbaiyán no se dieron la mano, pero ambos saludaron calurosamente a Vladimir Putin, por cuya iniciativa se celebró esta difícil reunión en el Kremlin. No ha habido respuestas sobre asuntos serios, como la situación de Nagorno Karabaj o el intercambio de prisioneros. Pero todos los líderes coinciden en que la creación de un grupo de trabajo para restablecer la economía de la región es un resultado positivo", concluía desde Moscú la reportera de Euronews Galina Polonskaya.

Rusia mantiene desplegada una misión de paz compuesta por unos 2.000 soldados en Nagorno-Karabaj. Este enclave armenio situado en Azerbaiyán gozó de una independencia de facto desde la desintegración de la URSS. Tras la reciente ofensiva de Azerbaiyán, perdió parte de su territorio histórico y siete comarcas azeríes que mantenía ocupadas como cinturón de seguridad.