Última hora
This content is not available in your region

Traficantes tiran por la borda a 80 migrantes en Yibuti: al menos 20 muertos

ARCHIVO 2019. Migrantes etíopes embarcan en Yibuti con la intención de llegar a Arabia Saudí
ARCHIVO 2019. Migrantes etíopes embarcan en Yibuti con la intención de llegar a Arabia Saudí   -   Derechos de autor  Nariman El-Mofty/Copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) denuncia la muerte de al menos 20 migrantes, arrojados al mar por los traficantes durante la travesía del estrecho que separa Yibuti de Yemen.

Los delincuentes arrojaron a 80 personas por la borda, escribe la OIM. En un momento dado, los contrabandistas empezaron a gritar: hay demasiada gente a bordo, y los empujaron por la borda.

La embarcación que transportaba a 200 migrantes, entre ellos menores, había partido el miércoles de la costa de Yibuti. Hasta ahora se han recuperado cinco cadáveres, mientras que los demás supervivientes están siendo tratados en Yibuti.

No es la primera tragedia de este tipo.

Miles de migrantes intentan cruzar desde el Cuerno de África hasta Yemen con la esperanza de llegar a Arabia Saudí y los países ricos del Golfo.

La pandemia de coronavirus y el cierre de fronteras han reducido el flujo de inmigrantes, pero no lo han detenido del todo.

No está claro de qué países proceden los inmigrantes implicados en este último episodio trágico, pero en general son en su mayoría eritreos, etíopes o somalíes.

El pasado mes de octubre, al menos ocho migrantes se ahogaron, obligados por los traficantes a saltar al agua desde la embarcación en la que viajaban.

En 2017, 50 migrantes de Somalia y Etiopía fueron "ahogados deliberadamente" frente a las costas de Yemen. En 2018, al menos 30 personas murieron en el naufragio de una embarcación que volcó frente a las costas de Yemen.

Los supervivientes relataron cómo los traficantes les desalojaron con disparos.

Desde el cierre de la frontera entre Arabia Saudí y Yemen en abril de 2020, cientos de migrantes del Cuerno de África han quedado varados en Yemen.

En octubre de 2020, se calcula que había 14.500 personas, la mayoría etíopes. Las condiciones de vida en el país desgarrado por la guerra son difíciles y carecen de los servicios más básicos, por lo que muchos de ellos, que perdieron su trabajo en el Golfo en 2020, han decidido volver a casa, haciendo el viaje a la inversa y encontrando refugio en las instalaciones de cuarentena de la OIM en Yibuti.

Yibuti, un pequeño estado encajado entre Eritrea, Etiopía y Somalia, está en el centro de una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo.

En 2019, la OIM registró más de 215.710 movimientos migratorios. Sólo de las playas de Obock, en Yibuti, se calcula que salieron ese año unas 50.000 personas.

Para llegar a Yibuti, con la esperanza de embarcarse hacia Yemen, los etíopes caminan cientos de kilómetros desde sus pueblos de origen, desafiando el desierto, temperaturas que pueden alcanzar los 50°C afrontando todo tipo de peligros para su seguridad.

A menudo son víctimas de los traficantes o son secuestrados para pedir un rescate.

Noticia en curso de actualización