Última hora
This content is not available in your region

Redes criminales intentan reactivar la ruta de los Balcanes

euronews_icons_loading
Redes criminales intentan reactivar la ruta de los Balcanes
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Redes organizadas de traficantes están tratando de reactivar la llamada "Ruta de los Balcanes" para migrantes y refugiados. Esta ruta se hizo tristemente famosa durante la gran crisis de refugiados sirios en 2015 y 2016, y ha sido un quebradero de cabeza para los gobiernos europeos durante años. También quita el sueño a los habitantes de la región fronteriza entre Grecia y Macedonia del Norte:

"Naturalmente, vienen a Idomeni con el único objetivo de poder cruzar la frontera e ir a Europa", afirma Xanthoula Soupli, alcaldesa de la ciudad. "Su objetivo no es quedarse aquí". El número de migrantes y refugiados se ha incrementado en el último mes".

Restos de basura y algunos enseres abandonados en almacenes y establos permiten adivinar el paso más o menos reciente de clandestinos. Muchos llegaron como polizontes en los trenes comerciales procedentes de Tesalónica y saltaron de los vagones, arriesgando sus vidas, antes de llegar al paso fronterizo de Idomeni. Allí buscan un lugar donde refugiarse para, llegado el momento, intentar cruzar la frontera.

"Ahora la situación es difícil al otro lado de la frontera, en Macedonia del Norte", explicaba un ciudadano afgano que prefirió no dar su nombre. "Hay mucha presencia policial. No sé por qué. Ahora estamos en Grecia sin papeles y sin dinero", se lamentaba.

Migrantes y refugiados se mueven en pequeños grupos. Hay numerosos afganos, paquistaníes, iraquíes y sirios... pero también hay argelinos y marroquíes. La inmensa mayoría son hombres adultos sin dinero ni documentos.

"Como están hambrientos, se meten en nuestras propiedades, causan destrozos, que nos cuestan mucho dinero. Y no sólo eso, sino que también destruyen nuestros cultivos y muchas otras cosas del pueblo. Se meten en nuestras casas", explica Christos Kovatsis, apicultor y vecino de Idomeni.

Las autoridades locales se quejan de que la presencia policial ha disminuido con la pandemia. La policía griega asegura que todos los migrantes que son interceptados sin los documentos requeridos son trasladados a centros de detención y se inicia un proceso de deportación.