Última hora
This content is not available in your region

Agua o sustancias desconocidas en dosis, crece el negocio de las vacunas falsas de COVID-19

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro
Autoridades mexicanas muestran frascos de vacunas falsas incautadas, supuestamente de la serie Sputnik V, en Campeche, México. El 17 de marzo de 2021.
Autoridades mexicanas muestran frascos de vacunas falsas incautadas, supuestamente de la serie Sputnik V, en Campeche, México. El 17 de marzo de 2021.   -   Derechos de autor  AP vía Servicio de Administración Tributaria de México
Tamaño de texto Aa Aa

Hace aproximadamente dos semanas, el Aeropuerto Internacional de Campeche se convirtió en noticia en México y todo el mundo. Las autoridades aduaneras y militares descubrieron dentro de un avión privado lo que parecía un cargamento de vacunas Sputnik V que tenía como destino final Honduras. Pero, tras las pesquisas, se confirmó que se trataba de casi 6.000 dosis falsas del fármaco ruso escondidas en pequeñas neveras.

La confiscación de falsos lotes de vacunas se ha convertido en una de las principales tareas de Interpol. En otros estados mexicanos como Nuevo León y Sonora han sido descubiertas este tipo de “mercancía” ilegal.

Desde finales del año pasado, la mayor organización de policía internacional les ha seguido el rastro a las redes de falsificación de vacunas COVID en México y otras partes del mundo. En Sudáfrica se decomisaron unas 2.400 dosis falsas en la provincia de Gauteng y un cargamento de falsas mascarillas FPP2 de la marca estadounidense 3M. En China, las autoridades nacionales desarticularon una red de venta de vacunas falsificadas a mediados de febrero de este año. Detuvieron a 80 personas y se encontraron más de 3.000 vacunas falsas en una fábrica clandestina. Estos operativos fueron apoyados por Interpol.

"Las redes que están detrás de estos delitos tienen ambiciones mundiales. Ningún país o región puede luchar solo contra este tipo de delincuencia. Interpol está ayudando a los organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo tanto a identificar las redes delictivas como a desmantelarlas", dijo el secretario general de la organización, Jürgen Stock.

En una entrevista para la revista TIME, Stock afirma que nunca había visto a las bandas criminales adaptarse y sacar provecho de una crisis con tanta agilidad, donde las ganancias totales no bajan de seis cifras. Y siguiendo la lógica natural de esta nueva práctica, las bandas criminales intentan estafar a organismos sanitarios y residencias de ancianos, según Interpol, que asegura que las denuncias son con cada vez más frecuentes.

Puede haber consecuencias financieras. Pero también hay otro aspecto: la confianza de la gente. Por eso es importante prevenir esto ahora, para que la gente confíe en que si se vacuna, recibirá la verdadera.
Ville Itala
Director de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF)

Al principio de la pandemia, los grupos delictivos se centraron en el comercio de mascarillas, desinfectantes y falsificar pruebas PCR. Pero ahora están dirigiendo su atención al mercado negro de vacunas. "El oro líquido en 2021 son las vacunas, y ya estamos viendo que son un objetivo cada vez más importante", dijo Stock para el medio estadounidense, refiriéndose a las cadenas de suministro de vacunas.

Las estafas relacionadas con las vacunas COVID comenzaron incluso antes de que los laboratorios desarrollaran las verdaderas. Desde el comienzo de la pandemiala Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) ha estado recopilando y analizando información sobre la llegada de equipos médicos y productos sanitarios a la Unión Europea, como mascarillas y pruebas PCR. Es por ello que en marzo del año pasado, este organismo abrió oficialmente una investigación centrada en el material falsificado o defectuoso relacionado con la pandemia que "ha llevado a la identificación de más de 1.000 operarios sospechosos y a la incautación o detención de más de 40 millones de artículos", explicó el departamento de la prensa de la OLAF a Euronews.

Sin embargo, detalla que, "la cuestión de las vacunas falsas se está vigilando estrechamente en la UE y no se ha informado de ninguna incautación de vacunas falsas similar a las registradas en otros lugares".

Los intentos de estafas no solo amenazan a los particulares o los centros de salud a nivel local. La OLAF señaló que "ha recibido información de fuentes gubernamentales de una docena de Estados miembros acerca de ofertas realizadas por intermediarios para vender grandes cantidades de vacunas, en su mayoría del tipo aprobado para su uso en la UE".

Hasta la fecha, según cifras de la entidad europea compartidas a Euronews, las diferentes estafas u ofertas falsas representan en conjunto 1.000 millones de dosis de vacunas por un precio total de casi 14.000 millones de euros. No obstante, la identificación y rastreo de estas denuncias es complicado ya que la mayoría proceden de empresas registradas en países fuera de la UE.

Los Gobiernos de República Checa e Italia han hecho eco de varios intentos de estafa. Praga ha denunciado en repetida ocasiones haber recibido ofertas para adquirir vacunas de AstraZeneca a través de presuntos vendedores de Dubai y Emiratos Árabes .

La región de Veneto, en Italia, recibió ofertas para hacerse con 27 millones de dosis por parte de intermediarios anónimos, lo que activó las alarmas del Gobierno central.

Así como Jürgen Stock, el director de la OLAF, Ville Itala, apunta en una entrevista para la agencia de noticias Reuters que las ofertas fraudulentas son "bastante masivas" y muestra su preocupación sobre el impacto que pudiera tener el aumento de las estafas durante las campañas de vacunación de los Estados miembros.

"Puede haber consecuencias financieras. Pero también hay otro aspecto: la confianza de la gente. Por eso es importante prevenir esto ahora, para que la gente confíe en que si se vacuna, recibirá la verdadera", señaló Itala.

Interpol recuerda a los ciudadanos que actualmente no hay vacunas aprobadas a la venta en línea. Cualquier vacuna que se anuncie en sitios web, no será legítima, no habrá sido probada y puede ser peligrosa. Cualquiera que compre estos medicamentos se está poniendo en peligro y está dando su dinero al crimen organizado.
Interpol
Reporte publicado el 3 de marzo de 2021.

¿Cómo funcionan las estafas?

Podría sonar contradictorio pero conforme se despliegan las verdaderas vacunas en los centros públicos, Interpol espera que se incrementen las ventas ilícitas, sobre todo en países en desarrollo donde en algunos casos las autoridades no tienen la infraestructura necesaria para hacer frente a la avalancha de anuncios en línea fraudulentos.

Interpol explica que estas redes diseñan o reutilizan sitios de internet y redes sociales que ya habían sido utilizados para previas estafas, allí se presentan como organizaciones nacionales o internacionales que ofrecen pedidos anticipados de vacunas del coronavirus.

En algunos casos, proponen el pago con bitcoins y en plataformas de pago en línea. Con frecuencia recurren a los logotipos de conocidos laboratorios farmacéuticos.

Rory Corcoran, subdirector de la lucha contra mercados ilícitos de Interpol, afirmó a la agencia de noticias Efe que "los delincuentes no solo quieren vender vacunas, sino también sustraer datos personales".

En las redes desmanteladas, Interpol ha estimado que sus miembros habían conseguido unos dos millones de euros, pero las investigaciones continúan para seguir la traza de las posibles ramificaciones de su actividad.

Asimismo la delincuencia en torno a la crisis sanitaria también se ha traducido en ataques contra los sistemas informáticos de hospitales, laboratorios o gobiernos locales a los que han bloqueado el acceso a sus datos. En la mayor parte de los casos, se exigen rescates para conseguir el desbloqueo.

"Con las bandas criminales que producen, distribuyen y venden vacunas falsas, los riesgos para el público son claros: pueden incluir la compra de un producto que no sólo no protege contra la COVID-19, sino que supone un grave peligro para la salud si se ingiere o se inyecta. Estos productos no están probados, regulados ni sometidos a controles de seguridad", advierte un comunicado de Interpol.

Las vacunas falsas, un peligro latente para la salud de la población

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de México ha explicado que en la mayoría de los casos de fraude los compradores nunca llega a recibir su pedido, pero en otras ocasiones reciben un frasco con agua en lugar del fármaco. Sin embargo, Cofepris alerta que ha tenido registro del envío de sustancias preparadas en algún laboratorio sin certificación, lo que puede representar un alto riesgo para la salud del invividuo que la utilice.

Las autoridades mexicanas se han lanzado a la caza de los sitios web que venden supuestas dosis de Pfizer, AstraZeneca o Moderna. Le recuerdan a la población que solo el Gobierno tiene acceso a las vacunas, que serán ofrecida en los centros de salud autorizados y claramente identificados.

El apremio por la inmunización es comprensible en una sociedad que vive atemorizada de contagirse de coronavirus desde hace un año y que desea volver a la normalidad lo más pronto posible. Sin embargo, la desesperación suele convertir al ciudadano en sujeto de fraude, sobre todo frente a la desinformación existente en las redes sociales, concuerdan las organizaciones que luchan contra el crimen organizado.

El riesgo de recibir alguna sustancia desconocida en vez de la vacuna COVID es extremademante alto, incluso si se tratara de una vacuna llenada con agua, en el mejor de los casos. Ser víctima de una intoxicación nunca será mejor que tener la certeza de recibir la dosis verdadera, a pesar de la lentitud de las campañas de vacunación.