Última hora
This content is not available in your region

El camino de la agricultura europea hacia un 'enfoque sostenible'

euronews_icons_loading
El camino de la agricultura europea hacia un 'enfoque sostenible'
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

¿Cómo acometer un cambio de modelo en la agricultura europea, garantizando producciones rentables, alimentos sanos y un enfoque sostenible? La respuesta está en la sinergia de los métodos de producción innovadores y las tecnologías de vanguardia, que permiten lograr un sistema alimenticio sano y respetuoso con el medio ambiente.

En 'Farm of the Future’, en Lelystad (Países Bajos), los investigadores de la Universidad de Wageningen están desarrollando un ecosistema de soluciones, para que las apliquen los agricultores. El programa se lleva a cabo en colaboración con el proyecto Nefertiti, financiado por la UE, cuyo objetivo es impulsar la innovación en la agricultura y contribuir a una agricultura más competitiva, sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

©
Euronews©

"Necesitamos nuevas tecnologías para la nueva agricultura. Es una combinación de agroecología y tecnología y, los puntos principales de este enfoque agroecológico, se basan en que nos centramos en la gestión del suelo. Nos centramos en la diversidad de cultivos. No solamente en la diversidad de cultivos en el tiempo, como la rotación de cultivos, sino, también, en la diversidad de cultivos en el espacio. Y, eso, es el cultivo mixto, el cultivo en franjas o, lo que se decida", declara Wijnand Sukkel, director del proyecto 'Farm of the Future'.

Las franjas de cultivos diferentes, en lugar de los enormes campos de monocultivo, crean mini ecosistemas que tienen beneficios para la biodiversidad. Mientras que, la rotación de cultivos y los cultivos de cobertura, mejoran la calidad del suelo.

El problema de los cultivos herbáceos es que el subsuelo, de entre unos 30 o 45 centímetros de profundidad, se compacta debido al uso de maquinaria pesada. La solución probada aquí es romper estas capas mediante agujeros verticales para reducir la densidad del suelo y aumentar la capacidad de drenaje del agua sobrante.

©
Euronews©

En la parte superior del suelo, la compactación puede eliminarse con el cultivo de la tierra pero, a mayor profundidad, esto es cada vez más difícil. Además, las raíces de las plantas no pueden penetrar a través de estas capas.

Los robots son fundamentales en la agricultura moderna, ya que se adaptan a formas de producción sostenibles y proporcionan una enorme variedad de datos útiles.

"La tecnología desempeña un gran papel en la agricultura, ya que, las máquinas, suelen ser cada vez más grandes: Ahora, con el robot, vemos que también pueden ser más pequeñas y, eso, es mejor para el suelo. Las máquinas pesadas dañan el suelo. Por otro lado, otros sensores, los satélites o los drones, dan mucha más información sobre las cosas en los campos, en cuanto a la previsión. La tecnología ayudará al agricultor a tomar mejores decisiones o será de gran apoyo a la hora de tomarlas", afirma Bram Veldhuisen, investigador de la Universidad de Wageningen.

Para hacer posible y eficiente este ecosistema de alta tecnología, la Comisión Europea, dentro de la Estrategia ‘de la granja a la mesa’, pretende acelerar el despliegue del Internet de banda ancha en las zonas rurales y alcanzar el objetivo de un acceso del 100 %, para 2025.

En el marco de Horizonte Europa, la CE propone gastar 10 000 millones de euros en I+D sobre alimentación, bioeconomía, recursos naturales, agricultura, pesca, acuicultura y medio ambiente, así como en el uso de tecnologías digitales y soluciones basadas en la naturaleza para la agroalimentación.

La ciencia y los métodos naturales de cultivo se encuentran entre los principales impulsores de la transición hacia modelos de producción sostenibles. Durante el período invernal se utilizan cultivos de cobertura para sanear el suelo.

©
Euronews©

Estas plantas captan los minerales a través de sus raíces y forman proteínas y tipos orgánicos de nitrógeno para proteger y mejorar el suelo. El nitrógeno es crucial para la vida pero, si hay demasiado, debido a un uso intensivo de fertilizantes, puede producir daños ambientales. El nitrógeno es un elemento común en la naturaleza. Aproximadamente, el 78 % de la atmósfera terrestre está formada por nitrógeno.

Antes de la siembra y después de la cosecha, se realizan pruebas de laboratorio, regularmente, para comprobar el equilibrio mineral y químico del suelo.

©
Euronews©

"Al principio de la temporada siempre tomamos algunas muestras de suelo para ver cuánto nitrógeno queda todavía en el mismo, en invierno. Así, podemos optimizar la fertilización. Y si vemos que queda mucho nitrógeno, fertilizamos con menos cantidad de ese elemento", señala Koen Klompe, agricultor ecológico e investigador de la Universidad Wageningen.

Inspirados en un modelo circular de base biológica, para la transición a normas de neutralidad climática, los investigadores de 'Farm of the Future’ están aplicando varias soluciones para producir energía renovable para la maquinaria.

Las casas y graneros de la granja ya albergan paneles solares que producen electricidad. Pero, un próximo proyecto aprovechará al máximo el potencial de los aerogeneradores. Se trata de una planta de producción de combustible de hidrógeno que se alimentará de la energía procedente de los llamados 'molinos de viento'.

©
Euronews©

Los aerogeneradores suelen producir un excedente de energía que no es posible almacenar, por lo que en estos casos, se paran los llamados 'molinos de viento'. De esta manera, la electricidad generada por el viento puede ser invertida para producir hidrógeno, a través de la electrólisis, que se puede almacenar fácilmente.

"A partir de la electricidad, producimos hidrógeno, lo almacenamos y lo utilizamos para nuestros tractores. Los primeros prototipos ya están en marcha. Para los motores de las máquinas pequeñas utilizaremos electricidad. Y, para los motores de las grandes, hidrógeno. Así podremos ser autosuficientes y neutrales en el uso de combustibles fósiles", concluye Wijnand Sukkel, director del proyecto 'Farm of the Future'.