Última hora
This content is not available in your region

Francia se suma a la fabricación de vacunas contra la COVID-19

Access to the comments Comentarios
Por Julien Pavy  & Ana Buil con AFP
euronews_icons_loading
Una mujer es vacunada en el Estadio de Francia
Una mujer es vacunada en el Estadio de Francia   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Francia suma más recursos a los esfuerzos de la Unión Europea (UE) para acelerar las campañas de vacunación contra la COVID-19 y empieza a fabricar vacunas en su territorio. Objetivo: lograr para finales de año 250 millones de dosis, producidas por los distintos laboratorios. Un esfuerzo que contribuirá a la autonomía vacunal que busca la UE.

En total, en Francia hay cuatro farmacéuticas involucradas: Sanofi, Recipharm, Fareva y Delpharm. Esta última lanzaba, este miércoles, en su planta de Saint-Rémy-sur-Avre, en la región de Centro, el envasado de vacunas de Pfizer-BioNtech. Antes de su comercialización, los lotes se someterán a pruebas de conformidad.

La sueca Recipharm envasará la vacuna de Moderna en su fábrica de Monts, situada en la misma región.

Uno de los componentes de esta vacuna también lo fabrica Corden Pharma, en Chenôve, en Borgoña.

Por su parte, la luxemburguesa Fareva acondicionará la vacuna de la alemana Curevac, en Pau, en la región de Nueva Aquitania, y Val-de-Reuil, en Alta Normandía.

Por último, en septiembre, Sanofi empezará a envasar la vacuna de la belga Janssen, filial de la estadounidense Johnson & Johnson. Y lo hará en su planta de Marcy-L’Etoile, cerca de Lyon. El gigante farmacéutico francés también está trabajando, de manera paralela, en dos vacunas, una de ellas desarrollada con la británica GlaxoSmithKline, que está previsto llegue para finales de año.

En toda la Unión Europea, hay en total 53 plantas dedicadas a la producción de vacunas. El objetivo es triplicar la capacidad actual y producir 3 000 millones de dosis al año, para convertir a Europa en el mayor productor de vacunas del mundo.

Bruselas quiere dejar atrás las críticas por la lentitud de la vacunación y espera haber vacunado, para mediados de julio, a 450 millones de personas.