Última hora
This content is not available in your region

¿Qué es la Superliga y por qué ha provocado un enfrentamiento frontal con la UEFA?

Archivo: Florentino Pérez, el 2 de abril de 2019, presidente del Real Madrid, uno de los principales impulsores de la creación de la Superliga.
Archivo: Florentino Pérez, el 2 de abril de 2019, presidente del Real Madrid, uno de los principales impulsores de la creación de la Superliga.   -   Derechos de autor  GABRIEL BOUYS/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Un tsunami ha descolocado al fútbol europeo. Doce de los clubes más importantes de Europa han anunciado su intención de crear una competición privada, casi cerrada, llamada Superliga.

El objetivo es sustituir a corto plazo a la Liga de Campeones, que los clubes consideran poco rentable.

“Esto lo hacemos para salvar el fútbol, que está en un momento crítico, a punto de arruinarse", justificó la escisión uno de sus ideólogos, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. "La situación es dramática", aseguró en una entrevista con el programa de televisión español El Chiringuito.

¿Cuáles son estos clubes?

"Doce de los principales clubes de Europa anuncian que han llegado a un acuerdo para crear una nueva competición, La Superliga, gobernada por sus clubes fundadores. El AC Milan, el Arsenal, el Atlético de Madrid, el Chelsea FC, el FC Barcelona, el Inter de Milán, la Juventus, el Liverpool, el Manchester City, el Manchester United, el Real Madrid y el Tottenham se han unido como clubes fundadores", rezaba un comunicado publicado el lunes por las páginas web de varios de los clubes implicados.

"La temporada inaugural (...) comenzará lo antes posible", dice el comunicado, sin fijar un calendario preciso.

El proyecto, explican sus promotores, está pensado para "generar recursos adicionales para toda la pirámide del fútbol".

"A cambio de su compromiso, los clubes fundadores recibirán un pago único de unos 3.500 millones de euros destinados exclusivamente a la inversión en infraestructuras y a compensar el impacto de la crisis de COVID-19", prosigue el comunicado.

De confirmarse esta cifra, supone unos ingresos muy superiores a los obtenidos por la UEFA, el organismo del fútbol europeo, por el conjunto de sus competiciones de clubes (Liga de Campeones, Europa League y Supercopa de Europa), que habían generado 3.200 millones de euros de ingresos televisivos en 2018-2019, antes de una pandemia que ha desplomado fuertemente el mercado europeo de los derechos deportivos.

¿Quiénes están detrás del proyecto?

El lunes por la mañana el aspecto económico de esta nueva competición cobró cierto espesor con el anuncio del banco JPMorgan, que indicó que es el mayor financiador de la Superliga.

Florentino Pérez (presidente del Real Madrid) es el presidente de la Superliga, mientras que Andrea Agnelli (presidente de la Juventus) y Joel Glazer (copresidente del Manchester United) han sido nombrados vicepresidentes de la estructura.

El formato elegido por estos líderes del fútbol europeo para esta competición es el que se practica desde hace tiempo en el deporte profesional al otro lado del Atlántico. Al igual que la NBA en baloncesto y la NHL en hockey sobre hielo, la Superliga será una liga cerrada.

Los 12 clubes fundadores, así como otros tres clubes aún por determinar, participarán automáticamente cada año. Otros cinco equipos serán invitados cada año "a través de un sistema basado en su rendimiento en la temporada anterior", dice el comunicado. Por lo tanto, no habrá un sistema de descenso o promoción.

¿Superliga y UEFA en guerra?

Incluso antes de que se hiciera oficial la creación de este nuevo formato de competición, cuando los rumores eran cada vez más fuertes, la UEFA advirtió en un comunicado que permanecería "unida para detener este cínico proyecto, basado en los intereses privados de unos pocos clubes en un momento en que la sociedad necesita más que nunca la solidaridad".

"Estudiaremos todos los recursos posibles, a todos los niveles, legales y deportivos, para evitarlo. El fútbol se basa en la competición abierta y el mérito deportivo, no puede ser de otra manera", continuó.

La UEFA, así como varias ligas y federaciones (Italia, Inglaterra, España) que han suscrito el texto, han amenazado con excluir a cualquier club disidente de las competiciones nacionales e internacionales.

Los jugadores de los equipos que participan en la Superliga ya no podrían jugar con la selección nacional, por ejemplo en la Eurocopa o el Mundial.

De hecho, la Fifa se ha sumado a la denuncia de la creación de la competición, afirmando que "desaprueba una Liga Europea cerrada y disidente al margen de las estructuras del fútbol".

Estudiaremos todos los recursos posibles, a todos los niveles, legales y deportivos, para evitarlo. El fútbol se basa en la competición abierta y el mérito deportivo, no puede ser de otra manera.
UEFA

El comunicado de la UEFA también agradece "a los clubes de otros países, en particular a los franceses y alemanes, que se negaron a firmar" el proyecto, que contaba con el apoyo de 12 de los principales clubes europeos. Los dos finalistas de la última edición de la Liga de Campeones, el Bayern de Múnich y el PSG, no figuran entre los firmantes.

Es probable que esta jornada ofrezca su cuota de giros y vueltas. Una fuente cercana a los 12 clubes fundadores afirmó el lunes por la mañana que "habrá al menos dos clubes franceses en la competición cada año", sin precisar la identidad o el método de selección de los equipos implicados.

La puesta en marcha de la Superliga se produce en un momento en el que la UEFA convocó el lunes por la mañana a su comité ejecutivo de nueve miembros para aprobar la renovación de su Liga de Campeones para 2024.

Un proyecto muy cuestionado

La UEFA también ha lanzado un llamamiento para que todos se unan a la lucha contra el proyecto. "Hacemos un llamamiento a los amantes del fútbol, a los aficionados y a los políticos para que se unan a nuestra lucha contra dicho proyecto", dijo la federación europea en un comunicado.

Y las reacciones no se han hecho esperar, incluso al más alto nivel de los Estados europeos. En Francia, el Palacio del Elíseo declaró que "el Presidente de la República se congratula de la posición de los clubes franceses al negarse a participar en un proyecto de superliga europea de fútbol que atenta contra el principio de solidaridad y el mérito deportivo". El Estado francés apoyará todas las medidas adoptadas por la LFP, la FFF, la UEFA y la FIFA para proteger la integridad de las competiciones federadas, ya sean nacionales o europeas.

La ministra francesa de Deportes, Roxana Maracineanu, denunció que "un sistema sin criterios deportivos de adhesión, que reúne a un club VIP de unos pocos poderosos, representa no sólo la negación del mérito deportivo, sino también un verdadero peligro para el mundo del fútbol".

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que el plan "sería muy perjudicial para el fútbol": "Golpearía el corazón de nuestro juego nacional y causaría preocupación a los aficionados de todo el país", tuiteó.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, dijo que el plan era contrario a los valores europeos de "diversidad" e "inclusión".

"Debemos defender un modelo europeo de deporte basado en los valores, la diversidad y la inclusión. No se trata de reservarlo para los pocos clubes ricos y poderosos que quieren romper los vínculos" con las federaciones nacionales, explicó Margaritis Schinas, comisario para la protección del modo de vida europeo, cartera que abarca las áreas de cultura y educación.

Romper los lazos con estas federaciones supondría renunciar al apoyo al "fútbol aficionado de base", argumentó también el máximo responsable del Ejecutivo comunitario, añadiendo que "la universalidad, la inclusión y la diversidad son elementos clave del deporte europeo y de nuestro estilo de vida europeo".

Lo mismo ocurrió con los organismos organizadores de los campeonatos nacionales. Para la Premier League, que organiza el muy rentable y vigilado campeonato inglés, "los aficionados de cualquier club de Inglaterra y de toda Europa pueden soñar actualmente con que su equipo suba a lo más alto y se enfrente a los mejores clubes. "Creemos que el concepto de una Superliga destruiría ese sueño", dijo.

"Los sueños hegemónicos de una oligarquía tendrán como consecuencia la desaparición de un sistema europeo que ha permitido que el fútbol se desarrolle de forma inédita en el continente europeo", señalan la Federación Francesa de Fútbol y la Liga de Fútbol Profesional.

También existe una amplia oposición al proyecto por parte de los aficionados, incluso los de los 12 clubes fundadores de la Superliga. De hecho, las críticas son muy fuertes, como demuestran las reacciones a los mensajes publicados por los clubes que han anunciado su participación en la Superliga, tal y como muestra este aficionado del Arsenal.

En todo el continente, las asociaciones que representan a los aficionados de muchos equipos europeos han adoptado el mismo tono. Fans Europe, por ejemplo, denunció la acción como fomentada por "clubes ricos". Los 12 clubes que han creado esta liga cerrada han subestimado sin duda el apego de los aficionados a la cultura y la historia de su equipo.

Algunos jugadores tampoco están contentos. El exdefensa del Manchester United y ex internacional de Inglaterra, Gary Neville, que ahora es comentarista, no se anduvo con rodeos cuando se enteró del proyecto: "Estoy absolutamente asqueado, es una absoluta vergüenza. Es un proyecto de "impostores" motivados únicamente por la "codicia"", dijo.

Amazon niega negociaciones con la Superliga

Amazon Prime Video negó el martes "haber participado en negociación alguna" vinculada con la nueva Superliga europea, creada por doce clubes de fútbol del continente, entre ellos el Real Madrid, el Barcelona y el Atlético de Madrid.

A través de un comunicado difundido en su perfil de Twitter, la compañía señala que "comprende y comparte las preocupaciones planteadas por los aficionados del fútbol con respecto a una Superliga separatista", y subraya que "parte del dramatismo y de la belleza del fútbol europeo proviene de la capacidad de cualquier club de lograr el éxito a través de sus actuaciones en el campo".