Última hora
This content is not available in your region

Así fue la operación comando que acabó con la vida de Osama bin Laden

Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Así fue la operación comando que acabó con la vida de Osama bin Laden
Derechos de autor  Mazhar Ali Khan/Copyright 2016 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistribu
Tamaño de texto Aa Aa

Estamos en Abottabad, la ciudad paquistaní donde hace diez años fue eliminado en una operación de las fuerzas especiales estadounidense Osama bin Laden, el líder de Al Qaeda y el hombre más buscado del planeta, al que Estados Unidos seguía la pista desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.

En el lugar donde antaño se levantaba su complejo residencial, compuesto por una vivienda de tres plantas, rodeada por altos muros y no muy lejos de una base militar paquistaní, ahora solo queda un campo abierto y una gran losa de hormigón, único vestigio de su escondite.

Una operación arriesgada y con muchas incertidumbres

Según el exdirector de la CIA, John Brennan, la preparación de la operación militar fue extremadamente arriesgada y estuvo llena de incertidumbres. Los servicios de inteligencia estadounidenses sospechaban de la presencia de bin Laden en la casa, pero no tenían ninguna certeza.

Durante meses siguieron a un mensajero de Al Qaeda, cuyas idas y venidas conducían hasta la vivienda, en la que después detectaron la presencia de un hombre alto, delgado y con barba, que se paseaba con frecuencia. Para la CIA, podía ser bin Laden.

Operación 'Tridente de Neptuno': una veintena de Seals y un helicóptero estrellado

Entre bastidores, en la Casa Blanca, algunos comentaban que no había suficientes indicios para lanzar la operación militar, para otros era demasiado arriesgada. Pese a las dudas, el 29 de abril de 2011, el presidente estadounidense, Barack Obama, dio luz verde a la misión comando, que fue bautizada con el nombre de 'Tridente de Neptuno'.

En la noche del 1 al 2 de mayo, dos aviones despegaron de Afganistán en dirección al norte de Pakistán, con 23 miembros de una unidad de fuerzas especiales, los Navy Seals.

Llegaron a Abotabbad a bordo de helicópteros. Uno de ellos, que debía dejar a uno de los dos grupos de asalto en el techo de la vivienda, se desestabilizó, golpeó un muro del complejo y se estrelló. No hubo víctimas y la misión siguió adelante.

Otro helicóptero dejó un segundo grupo de Seals en el exterior del complejo, para asegurar los alrededores.

La operación fue seguida en directo en la Sala de Crisis de la Casa Blanca, donde se vivieron momentos de gran tensión, inmortalizados en una foto. Veinte minutos después, el comando corroboró la muerte de Osama Bin Laden.

La medianoche en la que Barack Obama anunció la muerte de bin Laden

Poco antes de la medianoche en Washington, Barack Obama anunció al mundo la muerte del líder de Al Qaeda.

Sus restos fueron trasladados a una base donde fueron identificados gracias a técnicas de reconocimiento facial y al ADN. Después, un portaaviones arrojó el cuerpo de bin Laden en algún lugar del Mar de Arabia, sin dejar rastro, para evitar que su tumba pudiera convertirse en santuario para sus seguidores.