This content is not available in your region

Colombia: ¿Por qué siguen las protestas contra Ivan Duque pese a la retirada de la reforma fiscal?

Access to the comments Comentarios
Por Pablo Ramiro & Efe
Un manifestante sostiene un cartel frente al Congreso de Colombia durante una protesta antigubernamental en Bogotá
Un manifestante sostiene un cartel frente al Congreso de Colombia durante una protesta antigubernamental en Bogotá   -   Derechos de autor  Fernando Vergara/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

Colombia revive las manifestaciones que comenzaron en 2019. En un contexto de descontento social, en aquel momento se protestaba por la reducción del salario mínimo de los jóvenes y la reforma de los planes de pensiones. Ahora, ha sido la reforma tributaria que planteó el presidente de Colombia, Iván Duque (Ley de Solidaridad Sostenible), y que trataba de hacer frente a los gastos ocasionados por la pandemia a costa de la subida de impuestos al ciudadano de a pie (un 75% de la recaudación vendría de las personas, y el resto de empresas), el detonante para que los colombianos salieran a la calle en un paro nacional convocado el pasado 28 de abril. La medida propuesta por Duque ha sido recibida como un golpe a toda la sociedad colombiana, yespecialmente a la clase trabajadora, muy golpeada ya por la pandemia.

Entre otras medidas, el Ejecutivo planteaba la aplicación del IVA (que en el país es el 19%) a productos de uso básico como luz, agua o gas. Con esta iniciativa se esperaba recaudar más de 23 billones de pesos, unos 5000 millones de euros. Todo esto en uno de los países de Sudamérica con más desigualdad, según el Banco Mundial, con un salario mínimo de 195.86 €.

Los manifestantes querían parar la reforma y lo lograron, el domingo dos de mayo Duque retiraba la propuesta. Sin embargo, las protestas siguen, ¿por qué?

Fernando Vergara/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
La policía detiene a un manifestante durante una protesta antigubernamental en Bogotá, ColombiaFernando Vergara/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

Fuerte represión policial

Pese que el Gobierno echó para atrás la polémica reforma, las protestas (que en su mayoría comenzaron como manifestaciones pacíficas) se han alargado. Este miércoles, las movilizaciones continuaron a grito de “no más violencia” y mientras la fiscalía hablaba de 11 muertos confirmados en los últimos ocho días, las asociaciones aseguran que hasta 31 personas han sido asesinadas por la policía.

Las redes sociales se inundaron con imágenes de abusos policiales en una campaña que sigue poniendo de manifiesto el hartazgo de un país, que con una situación epidemiológica grave, sintió mayoritariamente que las medidas del Gobierno de Iván Duque son más peligrosas que el virus.

La violencia policial ha hecho que los manifestantes sigan en las calles. La tensión vivida en las protestas y la infinidad de videos publicados en redes sociales han puesto en entredicho la eficiencia y la fiabilidad del cuerpo de policía del país, y especialmente del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). Muchos consideran que las fuerzas de seguridad no están sujetas a ningún tipo de control institucional. Varios organismos internacionales han registrado más de 1000 casos de violencia policial.

El presidente del Gobierno, Iván Duque, pedía colaboración en Twitter a los ciudadanos para denunciar posibles casos de violencia en las calles o vandalismo. El Gobierno ha habilitado un teléfono para este tipo de denuncias y ofrece diez millones de pesos como recompensa a los denunciantes. Una medida que no ha tardado en tener respuestas en la red social, que se ha inundado de comentarios críticos con el Ejecutivo y de vídeos recogiendo escenas de violencia policial en el país.

Un problema estructural

La policía colombiana depende del ministerio de Defensa, no es un cuerpo civil. Es una corte militar la que juzgaba los posibles delitos de efectivos policiales en el país. Esto se debe a un planteamiento que trata a los cuerpos de seguridad como agentes contra la lucha armada, lo que muchas veces implica el uso de estrategias militares contra movilizaciones civiles, según denuncian varias organizaciones del país y el relator especial de la ONU para la libertad de asociación.

Ivan Duque anunció el pasado 15 de abril un decreto para dar independencia económica y administrativa a la Corte Judicial Militar, encargada de tramitar los casos de actividades policiales ilícitas. La intención del presidente es que "quienes pasen por la Justicia Penal Militar no la vean como un privilegio”. Sin embargo, para muchos, la medida no es suficiente y la corte sigue siendo una corte puramente militar independiente de la justicia civil.

Condenas de la comunidad internacional

Desde la Unión Europea se ha criticado el abuso policial vivido durante las protestas en Colombia. "Condenamos las muertes" de 19 ciudadanos y de un policía, ha dicho el portavoz de la Comisión, Peter Stano, y "al mismo tiempo confiamos en que las instituciones colombianas investiguen los abusos y violaciones de los derechos humanos y de las libertades civiles", concluía Stano.

También la oficina de la ONU para los Derechos Humanos ha denunciado el uso excesivo de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad.

Los artistas salen a la calle por el diálogo social

Músicos, actores y otros artistas han salido este jueves a la calle para llamar al diálogo y pedir cambios en la política económica del Gobierno de Iván Duque. En una cara más amable de las protestas, han realizado diversos espectáculos en coloridas manifestaciones que han tenido su epicentro en la ciudad de Medellín, donde el octavo día de manifestaciones empezó con un concierto en el Parque de los Deseos, al que fueron uniéndose espontáneamente distintos artistas.

Manu Fernandez/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Imagen de las protestas en Madrid, España.Manu Fernandez/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

Protestas alrededor del mundo

En varias ciudades se celebraron el jueves manifestaciones en apoyo a las protestas que están teniendo lugar en Colombia. En Madrid, España, miles de colombianos se reunieron frente a la embajada de su país para pedir la dimisión del presidente del Gobierno, Iván Duque, y el cese de la represión violenta de las movilizaciones bajo el eslogan “SOS Colombia”. Camisetas de la selección de fútbol y banderas de Colombia teñían las calles de la capital española.

También en Nueva York, Estados Unidos, miles de colombianos tomaron la emblemática plaza Times Square. Orquestada a través de redes sociales, la manifestación empezó frente a la sede de Naciones Unidas en la ciudad para pedir a la comunidad internacional que intervenga para tratar de poner fin a la crisis y ayudar a abrir el diálogo. También ha habido movilizaciones en Países Bajos y Bélgica.