This content is not available in your region

Protesta frente al Tribunal Supremo en Polonia

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Protesta frente al Tribunal Supremo en Polonia
Derechos de autor  Czarek Sokolowski/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

La manifestación se produce tras la sentencia Tribunal de Justicia de a Unión Europea que rechaza la creación de un comité disciplinario para los jueces así como las sanciones contra varios magistrados.

Medidas consideradas como _"herramientas de presión política" _del gobierno ultraconservador polaco presidido por Andrzej Duda.

El Tribunal Constitucional de Polonia asegura que el país no tiene que seguir las directivas europeas, lo que crea aún más tensión entre Bruselas y Varsovia.

La presidenta del Tribunal Supremo polaco, Małgorzata Manowska, es partidaria de acatar la sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Afirma que hay que cambiar la reforma judicial iniciada por Varsovia que suscita la oposición de las instituciones comunitarias.

La oficina del Defensor del pueblo de Polonia ha criticado las reformas del partido gobernante Ley y Justicia y pide que se respete la normativa de Bruselas. Maciej Taborowski, Defensor del Pueblo adjunto explica que_"Según el artículo 9 de la Constitución, Polonia cumple con el derecho internacional vigente, por lo que la sentencia es vinculante. Nosotros también llevamos tiempo recurriendo, y lo hemos hecho al Tribunal Constitucional para que aplique estas disposiciones de forma respetuosa con el derecho europeo, porque aumentan la protección de nuestros ciudadanos"._

Igor Tuleya es uno de los jueces apartados de la carrera por la Sala Disciplinaria. Pero según el TJCE, la sanción es nula. El juez Tuleya, abiertamente crítico con las leyes de control judicial , tendrá que esperar la decisión del presidente del tribunal: "Presentaré una solicitud al presidente del tribunal para la posibilidad de reincorporarme como juez, y veremos qué hace el presidente. Si el presidente respeta la ley, entonces, por supuesto, debería permitirme volver a la sala de vistas.

Esta Sala Disciplinaria no es un tribunal sino una formación que pretende ser un látigo para los jueces que intentan ser independientes. También es una advertencia para toda Europa, porque destruir los tribunales y el Estado de Derecho en Polonia es destruir los tribunales en Europa".

El gobierno polaco cree que está siendo tratado injustamente por el Tribunal Europeo. Así lo explica el viceministro de Asuntos Exteriores Paweł Jabłoński:"En este caso, vemos claramente que la UE no tiene competencias para regular cómo se organizan nuestros sistemas judiciales, ni los sistemas de justicia de los estados miembros, y si no las tiene cuando se trata de Alemania, España, República Checa o Dinamarca, tampoco las tiene frente a Polonia. Todos los Estados miembros deben recibir el mismo trato. No queremos nada más, ni nada menos".

En respuesta al Tribunal Constitucional de Polonia, la Unión Europea a dado un plazo a Polonia: tienen hasta el 16 de agosto para cumplir con la sentencia del Tribunal de Justicia, bajo la amenaza de sanciones.

A petición del gobierno polaco, el Tribunal Constitucional se pronunciará sobre qué ley predomina: si la polaca o la europea.

Una decisión que sitúa a Varsovia y a Bruselas en trayectoria de choque frontal.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Comentario en off)